Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Los comerciantes estiman una caída del 50% en las ventas por las obras en toda la ciudad

Milagros González es propietaria de una tienda de modas en la avenida de Madrid
Los comerciantes estiman una caída del 50% en las ventas por las obras en toda la ciudad
J.C. ARCOS

Han dado en llamarlo "el Tercer Sitio de Zaragoza", por el estado en el que se encuentran numerosas zonas comerciales de la ciudad, y por la "catástrofe" que, consideran, va a provocar en el pequeño comercio y en las empresas de servicios personales. La Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS) estima que las obras del Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL), unidas a la crisis económica generalizada, han causado un descenso en la facturación de aproximadamente el 50% respecto al año anterior. Si la situación empeora, advierten, habrá cierres de comercios y despidos de empleados. Así lo explica Vicente Gracia, secretario general de ECOS.

Además de las obras del FEIL, que afectan simultáneamente a casi cincuenta calles de toda la ciudad, está previsto que en septiembre se sumen a estos trabajos las obras de construcción del primer tramo del tranvía, que cortarán la Gran Vía y Vía Ibérica, algo que asusta a los comerciantes. Por ello, representantes de ECOS reiterarán su petición al Consistorio de que "que aplace el comienzo de las obras del tranvía hasta que terminen las del fondo local", explica Gracia.

"Dado que nos encontramos en una mala situación económica, esto puede ser la puntilla, la gota que colme el vaso", advierte el secretario general de ECOS. "Nosotros no estamos en contra de las obras, estamos en contra de la descoordinación", puntualiza Gracia, que lamenta que en esta ocasión se ha roto la sintonía entre empresarios y Consistorio, y no se ha contado con ellos "ni para el plan de obra ni para el plan de movilidad, que todavía no conocemos". "Así, los comerciantes no han podido planificarse, y muchos de los que han contratado a dependientes tienen miedo de tener que echarlos si la situación empeora", dice.

A pesar de la estimación de que las ventas han caído aproximadamente un 50%, ECOS todavía no maneja datos concretos ya que "solamente han pasado tres meses" desde que comenzaron las obras promovidas por el Plan E en Las Fuentes, el entorno de la Avenida de Madrid, el paseo de Las Damas o el Casco Histórico. Por ello, y para calcular el efecto que las aceras y las calzadas levantadas tienen en las ventas, abrirán en su página web una encuesta que recoja las estimaciones de los propios empresarios.

Una obra "impuesta"

Los comerciantes consideran que el Ayuntamiento debería darles la oportunidad de expresar su opinión. Creen "inaudito" que el Consistorio no se haya reunido con ellos y considerarán que el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, es el responsable directo de lo que ellos consideran un despropósito y una obra "impuesta", la del tranvía, para la que "no ha habido precisamente un clamor popular. No entendemos por qué tienen tanta prisa". "Belloch será el responsable de esta ruina", advierte Gracia.

Como solución, además del retraso en el comienzo de las obras, los comerciantes proponen que los trabajos del tranvía se hagan por tramos, y que en todo momento "se permita el acceso del transporte público, de residentes, de carga y descarga, y que se mantengan los itinerarios peatonales". Además, exigen que la DGA tome cartas en el asunto "y se dirija al Ministerio de Trabajo y a la Seguridad Social para que pequeños empresarios y autónomos tengan más facilidades para hacer frente al descenso de las ventas". Vicente Gracia recordó que el comercio es "una de las principales fuentes de ingresos en la ciudad, y mantiene unos 45.000 puestos de trabajo".

En la avenida de Madrid

El descenso de las ventas, bien tenga su origen en las obras o en la crisis, es patente en la avenida de Madrid. En plena época de rebajas, con descuentos del 40 y el 50% en los precios, la afluencia de clientes dista mucho de alcanzar los niveles de otros años. Una situación que pone en apuros a algunos empresarios, como Felisa Hernando, de la tienda El Triunfo. Es una veterana de esta zona comercial de Delicias. En 25 años, ha vivido tres reformas de la avenida desde su escaparate, pero asegura que con ninguna otra se había notado tanto la falta de clientela.

"Ha coincidido la crisis y las obras. Tenían el proyecto desde hace años, no podían haber elegido un peor momento", explica la comerciante. "Esta temporada está hundida y ya no puede salvarse. Esperamos que no nos tengan cercados hasta el invierno, porque si esa temporada tampoco funciona, será desastroso, no lo podremos resistir y tendremos que cerrar", lamenta Felisa.

Su aflicción no la comparten los vecinos de la zona, contentos con que por fin se renueve la red de tuberías de la avenida, que daba muchos problemas. Pero en las tiendas notan que los autobuses que ya no pasan por allí se han llevado con ellos a muchos clientes potenciales. En una tienda de moda juvenil, Yoana explica que "muchos clientes se quejan de que no hay espacio para aparcar". En su tienda, las obras han cambiado sus costumbres. "Este verano cerramos los sábados y también el mes de agosto. Aunque hemos tirado los precios, si no viene gente no merece la pena levantar la persiana", explica.

Etiquetas