Despliega el menú
Zaragoza

PREMIO

"Buscamos la obra de ingeniería más valorada por los aragoneses"

La asociación Asincar premiará el proyecto más apreciado por la sociedad. Valen todos los que den un servicio real a la ciudadanía

Victorino Zorraquino, presidente de Asincar.
"Buscamos la obra de ingeniería más valorada por los aragoneses"
OLIVER DUCH

Su oficio es dar soluciones técnicas a problemas sociales. Y aunque lo hacen desde el principio de los tiempos (quién se atrevería a cuestionar el valor de las calzadas romanas, por ejemplo), los ingenieros confiesan que a veces se sienten "inapreciados". Tal vez porque un puente que une dos pueblos o un centro de salud muy esperado dejan de ser noticia el mismo día en el que comienzan a cumplir su función. La población se acostumbra muy pronto a las innovaciones útiles para su vida diaria.

 

No obstante, este año una de estas obras destinadas a dar una solución para la sociedad aragonesa va a recibir el reconocimiento que merece. La asociación Asincar, que representa en Aragón a Tecniberia (la entidad que engloba a algunas de las ingenierías españolas más relevantes), convoca la primera edición del premio 'Ingeniería y Sociedad'.

 

"Lo que buscamos es premiar y difundir la obra mejor valorada por la sociedad en tres ámbitos: el civil, el industrial y el medioambiental", explica el presidente de Asincar, Victorino Zorraquino.

 

Las condiciones son que las obras sean relativamente recientes y que estuvieran en funcionamiento el pasado 31 de diciembre de 2008. Esto es fundamental para valorar qué papel juegan en una determinada comunidad.

 

Puede tratarse de la reforma de un centro sanitario, de un puente o, por ejemplo, de una obra como la del cinturón verde. Todo vale si se demuestra que es apreciada y tiene un valor real para quienes la disfrutan.

 

Además, se otorgará otro premio honorífico de carácter especial. Este será entregado a la persona o institución que Asincar considere que se ha distinguido por su apoyo a la labor de las ingenierías en la sociedad.

 

Esta convocatoria es solo el primer paso en una lucha por el reconocimiento del trabajo de los ingenieros en la Comunidad. "La gente a veces no tiene una idea real de la importancia del sector de la ingeniería, que es el paso obligado para que se aplique el I+D+I. Una cosa es la idea que surge y, otra, materializarla y saber aplicarla", añade Victorino Zorraquino.

 

Los trabajos pueden presentarse hasta finales de agosto, y el premio se entregará, previsiblemente, en septiembre. No tendrá una recompensa económica, sino eminentemente social.

 

Además, el reconocimiento recaerá sobre el proyectista, el director de la obra elegida, el promotor y el jefe de obra.

Etiquetas