Despliega el menú
Zaragoza

INSULTOS DESDE UN ORDENADOR DE BELLOCH

Contín: "Es un suceso desagradable y no debería haberse producido"

El alcalde y una de sus hijas, nacida del primer matrimonio de su esposa, han sido imputados por los hechos.

Sebastián Contín, a la izquierda, y Juan Alberto Belloch, a la derecha
Sebastián Contín, a la izquierda, y Juan Alberto Belloch, a la derecha
J.M. MARCO

El Juzgado de Instrucción número 12 ha imputado a la hija del alcalde, Juan Alberto Belloch, B. T. S., de 24 años (nacida del primer matrimonio de Mari Cruz Soriano), por un presunto delito de revelación de secreto por insertar fotografías personales del concejal del PP, Sebastián Contín Trillo-Figueroa, en un blog creado con su nombre y apellidos y sin su permiso. La joven utilizó la conexión de internet de su casa, cuyo titular es el propio alcalde, Juan Alberto Belloch, para cometer estos hechos y además lanzar graves insultos en el blog personal del edil, según consta en las diligencias judiciales. No obstante, no se le acusa de un delito de injurias, puesto que requiere una querella criminal del ofendido que, de momento, no se ha producido.

El alcalde, como titular de la línea, también está imputado y tendrá que declarar el jueves 16. Aunque inicialmente el juez había imputado solo a Belloch para ese día, el hecho de que la joven se inculpara posteriormente le ha llevado a anticipar la declaración de esta. Según la defensa del político socialista, este hecho es un signo claro de que el juez puede revocar la imputación de Belloch.

La hija ha asumido su responsabilidad argumentando que fue "una descarga de ira y rabia" contra el edil del PP al que responsabiliza de las críticas a Belloch por la polémica de los gastos en muebles del Seminario. En su declaración ante el juez, dijo sentirse arrepentida, pero hasta la fecha no se ha disculpado ante Contín. Además, afirmó que su padre no sabía nada.

Los hechos datan de noviembre pasado, cuando el edil popular recibió en su blog personal ocho comentarios difamatorios relacionadas con la polémica y que se insertaron apenas cinco y trece días después de publicarse las primeras noticias. En uno de estos comentarios, se le remitía a un blog creado con el mismo nombre y apellidos del político y en el que se habían colgado varias fotografías personales del edil y su familia. Este se había creado varios meses antes, en marzo de 2008.

El 20 de noviembre, Contín denunció los hechos, según consta en las diligencias judiciales que se iniciaron a principios de diciembre y que ordenaban la investigación del caso por parte del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional. El juez consideró entonces que estos hechos podían incurrir en dos delitos: de injurias y de revelación de secretos.

Las investigaciones policiales revelaron que una de las dos IP (Internet Protocol o dirección personal) desde la que se lanzaron la mayoría de los comentarios y desde la que se colgaron las fotos en el blog está a nombre de Belloch y domiciliada en su casa, según consta en el informe policial. La otra dirección de correo electrónico, desde la que se generó la web, no se ha podido averiguar.

Cambio de opinión del juez

Sin embargo, el 19 de mayo, el juez cuestionó que se pudiera asociar la publicación de las fotos del interesado con un delito de revelación de secreto y decidió sobreseer provisionalmente el caso. Argumentaba que se habían extraído de la página personal de Facebook del edil, puesto que "existía la posibilidad de que cualquier persona accediese directamente a esas imágenes". Contín recurrió porque declaró que estaba restringido solo a sus amigos.

El 29 de junio, el juez reabrió el caso a través de un auto en el que llamaba a declarar a Belloch, aunque dejó claro que no por ello es el autor de la inserción de esas imágenes. "Es lo cierto que no existen motivos en las presentes diligencias para estimar que fuera el Sr. Belloch Julbe quien insertara esos contenidos, pero lo que sí resulta es que existen indicios para estimar que desde la línea de teléfono que está a su nombre se han insertado en las condiciones ya conocidas, lo que lleva a estimar necesaria su declaración para que aclare los extremos apuntados".

El caso dio un giro el pasado lunes con la declaración voluntaria de la joven. Esta aseguró que la imágenes eran de acceso público, porque -según ella- el edil del PP no lo había restringido y dijo haberlo hecho a través del Facebook de su hermana menor. Descolgó las fotos de la página de Contín y las incorporó en el blog, que se llamaba "comadreja" y al cual tenía acceso con claves. Después, cambió el nombre del blog.

Aseguró que "no estaba acostumbrada a los comentarios que se vierten de forma habitual y anónima contra los políticos" y dijo que se "sintió tan dolida que descargó toda su rabia e ira contra el denunciante". Además, acusó al edil de haber iniciado, en noviembre de 2008, una supuesta campaña de descrédito contra su padre.

"No debería haberse producido"

El concejal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Sebastián Contín, manifestó que los "insultos" y "difamaciones" que ha recibido del entorno familiar del alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch, "es algo que no debería haberse producido nunca y menos viniendo del entorno más estrecho de un cargo público de la relevancia del alcalde de Zaragoza".

Reconoció que este suceso es "bastante desagradable" y "no se lo recomiendo a nadie", si bien entendió que éste no era el momento de hacer valoraciones y recordó que llevaba "ocho meses callado", ya que presentó la denuncia en noviembre, "sin saber quién era el autor de los hechos".

El concejal 'popular' precisó que la investigación judicial "sigue su curso" y "espero que los hechos que han aparecido publicados esta mañana no la entorpezcan ni obstaculicen", al tiempo que indicó que está "a la espera de ver cómo transcurren los acontecimientos para tomar alguna decisión definitiva".

Respecto al comunicado emitido a título personal por Juan Alberto Belloch, en el que señala que no comparte la forma en la que su hija expresa "su indignación", pero que la comprende, Contín opinó que "hay situaciones en las que no existe el derecho a equivocarse".

Agregó al respecto que "una persona no puede equivocarse ocho veces distintas, en cinco días diferentes y repitiendo un insulto, una difamación, hasta en 1.500 ocasiones".

Finalmente, comentó que la denuncia la ha presentado por insultos, difamaciones y "palabrería inusitadamente grave" y también por la creación de un blog con su nombre y apellido en el que hay fotografías suyas junto con amigos y familiares, "algunos de ellos menores de edad", puntualizó.

Etiquetas