Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El nuevo complejo de ocio de Helios supondrá más de 7 millones de inversión

Las obras del edificio comenzarán a fin de año, tras construir el embarcadero y adecuar el entorno. Las instalaciones, con un restaurante y una sala de fiestas, se inaugurarán en 2011.

el nuevo complejo de ocio de Helios supondrá una inversión de más de siete millones de euros y se inaugurará finalmente en el primer semestre del 2011. El Ayuntamiento comenzará la transformación de la pastilla de suelo situada entre el club y el puente de La Almozara esta primavera, para lo que urbanizará un vial y una zona peatonal de acceso al frente fluvial, además de construir el cuarto embarcadero con el que contará el Ebro en la ciudad. Con estos trabajos concluidos, el club deportivo levantará a finales de año sus nuevas instalaciones, que incluyen una zona deportiva para los socios, un restaurante y una sala de fiestas. Además, acondicionará un gran aparcamiento.

 

El proyecto no supondrá un desembolso económico para los socios de Helios, dado que la urbanización del entorno correrá a cuenta del fondo estatal de inversiones y el edificio lo construirá y explotará De Luis& Asociados durante los próximos 50 años en régimen de concesión.

 

Este proyecto supondrá rematar la recuperación del tramo urbano del Ebro, dado que la pastilla junto al puente de La Almozara es lo último que queda por adecentar.

 

El promotor del proyecto, Javier de Luis, incidió en que el Ayuntamiento aún no ha hecho la transmisión de los terrenos, expropiados a la chatarrería, aunque confió en que se haga efectiva de inmediato para tramitar los permisos. Los arquitectos Enrique de Luis, Ruth de Rioja, Víctor Millán y Joaquín Sicilia han diseñado un anteproyecto que garantiza un complejo "emblemático", en el que predominan el hormigón, el cristal y los vuelos. "Tendrá algo más de 4.000 metros cuadrados, con un diseño vanguardista. El proyecto se puede redactar en unas semanas e iniciar las obras antes de finalizar el año", dijo.

 

El edificio tendrá dos plantas. La baja se reservará para los socios de Helios, donde habrá un hangar para embarcaciones, un gimnasio y un espacio de entrenamiento de alto rendimiento, con sendas piscinas de simulación de remo y piragüismo. También se abrirá un quiosco. Arriba, al nivel de la avenida de Ranillas, estará el restaurante para banquetes y en la azotea una sala de fiestas con un jardín de mil metros cuadrados. Estará protegido del cierzo con una visera de hormigón, lo que permitirá programar conciertos o convenciones todo el año.

 

Al Ayuntamiento le corresponderá la construcción del vial de acceso al frente fluvial y del nuevo embarcadero, que podría llegar a dar servicio a la empresa de transporte fluvial, aunque este aspecto aún no está decidido. "Esto cierra un capítulo muy complicado, casi tanto como el del Náutico", declaró el delegado municipal de Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco.

 

Recordó que resuelve los problemas expropiatorios que se produjeron en la zona y se recupera un centro de piragüismo para la ciudad. "Es un buen ejemplo de colaboración pública y privada", declaró Blasco. En concreto, el Ayuntamiento iniciará en abril las obras del embarcadero, que costará 229.000 euros, y del vial de acceso, 381.632 euros.

Etiquetas