Zaragoza
Suscríbete por 1€

ZARAGOZA

Desvíos de autobus y cortes de tráfico en 33 calles por las obras del fondo estatal

El 40% de las líneas del transporte urbano sufrirán modificaciones. El Ayuntamiento recomienda evitar el vehículo privado y utilizar el autobús, así como los cinturones

Cortes y desvíos en la red urbana
Desvíos de autobus y cortes de tráfico en 33 calles por las obras del fondo estatal
HERALDO

A partir de finales de marzo o principios de abril, Zaragoza volverá a sumirse en una vorágine de obras, en concreto, 169 de las que 33 afectarán directamente al tráfico rodado. Calles de envergadura como el Coso, paseo de Las Damas, Miguel Servet, Compromiso de Caspe, avenida de Madrid y el puente de la avenida de América, por donde circulan a diario más de 15.000 vehículos, registrarán importantes restricciones. Pero habrá más. El 40% de las líneas de autobús sufrirán desvíos.

 

El Ayuntamiento de Zaragoza ha elaborado un plan de tráfico, que se ajustará cuando se adjudiquen los proyectos en función del cronograma de obras y de los plazos que presente la adjudicataria, en el que clasifica las actuaciones en función del impacto en el tráfico. En el primer bloque se incluyen las calles que tienen una intensidad de tráfico de hasta 2.000 vehículos diarios y en las que las obras no afectan al transporte urbano. Se trata de las reformas de Pedro Saputo, Francisco Ferrer, José Borobia, Pelayo, Las Misiones, Juan Bautista y la plaza de la Inmaculada, entre otras.

 

En el segundo paquete se encuentran las que afectan a viales estratégicos de los barrios, pero apenas repercuten en el transporte público. La ejecución podrá ser por fases. Estas calles, que tienen una tráfico de 10.000 vehículos al día, son la plaza de Santo Domingo, la calle Mayor, Pascuala Perié y Salvador Minguijón. También se incluyen los carriles bici de María Agustín y el Camino de las Torres.

 

Los proyectos que más problemas ocasionarán son los que afectan a vías principales, la mayoría de ellas situadas en el centro o en los accesos y que obligarán a cortarlas al tráfico y desviar el transporte urbano. Las restricciones durarán entre seis y diez meses.

 

Los conductores deberán armarse de paciencia y utilizar itinerarios alternativos. El ayuntamiento recomienda el uso del transporte urbano, que se reforzará. También se potenciará el control a través del Sistema de Ayuda a la Explotación de las líneas, especialmente, de las más afectadas: la 21, 22, 24, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 38, 39, entre otras.

Regulación semafórica

La concejal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, pidió a los ciudadanos que eviten utilizar el vehículo privado y, en caso de hacerlo, circulen por el Segundo y el Tercer Cinturón. Se colocarán carteles informativos, se adaptará la regulación semafórica, habrá Policía Local... En cualquier caso, Dueso explicó que se van a intentar acometer las obras por fases y dejar las más conflictivas para verano. Insistió en que no se espera un colapso de tráfico ya que "no todas están en la misma zona".

 

A estos proyectos (muchos ya licitados) hay que sumar el del balcón de San Lázaro, que también conllevará desvíos de tráfico, o el del tranvía. Este año solo se acometerá el tramo Valdespartera-Vía Ibérica, y hasta 2010 no se han planificado las obras más conflictivas por Isabel la Católica.

Etiquetas