Zaragoza
Suscríbete por 1€

ZARAGOZA

El Hospital Miguel Servet incorpora una técnica menos agresiva para intervenir la sinusitis crónica

Consiste en introducir por la nariz un catéter que contiene un 'balón' que, una vez situado en la zona del seno que se desea abrir, se infla para abrir de nuevo el orificio, de forma que desaparezca la infección.

El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza ha incorporado una nueva técnica más sencilla y menos agresiva con el paciente para intervenir la sinusitis crónica. Se trata de un método endoscópico, la Sinuplastia con balón, al que ya se ha sometido a cinco pacientes, a quienes se operaron once senos.

La subdirectora de Servicios Quirúrgicos del Hospital, Lourdes Lahuerta, el jefe del Servicio de Otorrinolaringología, Alberto Ortiz García, y los miembros de su equipo, los doctores Ramón Martínez-Berganza (jefe de sección) y Eugenio Vicente, explicaron en rueda de prensa esta nueva técnica, que se ha puesto en marcha en Aragón después de que este equipo se formase en centros de New Castle y Washington.

La sinusitis o rinosinusitis es la inflamación de la nariz y los senos paranasales, que son unas cavidades llenas de aire situadas alrededor de los ojos y por delante del cerebro, que se comunican con la nariz a través de unos orificios de drenaje muy pequeños.

Cuando se produce una inflamación de la zona, motivada por un catarro o una crisis alérgica, entre otras causas, estos pequeños orificios de ventilación de los senos se cierran, el moco se almacena en su interior y se infecta. En caso de que la infección no se trate puede progresar a las zonas vecinas -ojos, cerebro- y causar "graves" afecciones.

La sinusitis es una patología "muy frecuente", recordaron, y en caso de no responder al tratamiento médico habitual --a base de fármacos--, puede producir afecciones graves que necesiten de una intervención quirúrgica para abrir el orificio de comunicación con el seno.

Hasta hace unos años, según detalló el doctor Eugenio Vicente, las técnicas de tratamiento quirúrgico de la sinusitis eran abiertas, es decir, accediendo a los senos a través de incisiones en la cara. Posteriormente, se pasó a utilizar técnicas a través del interior de la nariz y actualmente casi toda la cirugía se realiza con abordajes endoscópicos.

La nueva técnica consiste en introducir por la nariz un catéter que contiene un 'balón' que, una vez situado en la zona del seno que se desea abrir, se infla para abrir de nuevo el orificio, de forma que desaparezca la infección. En concreto, para realizar esta intervención se usa un catéter guía para el seno frontal, y otros para los senos maxilar y esfenoides.

Con ayuda de una guía

El doctor Martínez-Berganza indicó que una vez introducido el catéter en el orificio de la nariz, se inserta en el mismo una guía que se introduce hasta el seno. Una vez dentro, se hace una radiografía para asegurar que está en la zona en la que se desea intervenir y, posteriormente, se introduce la sonda de dilatación que integra el 'balón'. Antes de inflar el balón se hace de nuevo una radiografía para, posteriormente, inflarlo y hacer que se abra de nuevo el orificio para pasar a limpiarlo.

Esta técnica ya se utiliza para otro tipo de intervenciones, como en el caso de "estrecheces" en el aparato digestivo o el las arterias del corazón, y resulta ventajosa porque con ella "no se daña el revestimiento de la mucosa, no hay cicatrices, no es agresiva y es más sencilla", señaló Vicente.

Además, aunque los pacientes están ingresados 24 horas, "la evolución del paciente es muy buena porque al no romper estructuras no hay sangrado" y la recuperación es más rápida. Sin embargo, esta técnica no puede practicarse en todos los pacientes con sinusitis crónica y no implica que la sinusitis no pueda volver a aparecer.

El doctor Eugenio Vicente destacó que el 5 por ciento de la población sufre de sinusitis, cifra que va en aumento ya que las alergias, la contaminación, el aire acondicionado, la calefacción o el estrés provocan este tipo de problemas que "muchas veces se dan en edad laboral y suponen una carga económica importante".

Por su parte, el doctor Alberto Ortiz explicó que el pasado año en el Hospital Miguel Servet se realizaron más de 80 intervenciones con cirugía endoscópica y tras aclarar que muchos problemas en los senos se derivan con frecuencia de problemas de nariz, de las fosas nasales, agregó que se realizaron 150 intervenciones de septoplastias.

"La cirugía de patología de nariz y de senos es muy numerosa", afirmó al indicar que sólo el pasado año "hicimos unas 1.040 intervenciones, lo que supone prácticamente una quinta parte de cirugía de nariz y seno". En su opinión, este será "cada día un problema más importante" y como ejemplo se refirió a países como Estados Unidos, donde "se intervienen a más de medio millón de pacientes al año".

Etiquetas