Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

NUEVO CONSEJERO DE CULTURA Y GRANDES PROYECTOS

Blasco toma posesión con la vista puesta en la proyección de Zaragoza

El ex director general de Operaciones y Contenidos de Expoagua señala que la ciudad tiene que sacar partido de lo que ha sido la Expo, un acontecimiento que además "no será un éxito completo sino se hace bien en la última etapa", captando empresas, iniciativas y continuando con la proyección internacional.

Jerónimo Blasco ha prometido este lunes su cargo como consejero de Cultura y Grandes Proyectos del Ayuntamiento de Zaragoza con el convencimiento de que la capital aragonesa debe aprovechar el éxito de la pasada Exposición Internacional y seguir incidiendo en su promoción internacional.

El ex director general de Operaciones y Contenidos de Expoagua ha tomado posesión de su cargo en un acto, celebrado en la planta noble del Ayuntamiento de Zaragoza junto a Alcaldía, presidido por el alcalde, Juan Alberto Belloch, y que ha congregado a miembros de la Corporación municipal, amigos de Blasco, y al que ha asistido el presidente de la sociedad estatal, Roque Gistau.

En su breve discurso de bienvenida, Belloch ha asegurado que "no es amiguismo" lo que le une a Jerónimo Blasco sino "amistad" nacida del trabajo conjunto por la ciudad y al que ha elegido para el cargo por su capacidad política y de gestión.

Belloch ha recordado que su apuesta para gestionar la ciudad es la de elegir "lo mejor", por ello en su equipo de Gobierno además de Blasco, a quien compara con el "Messi" del fútbol, también hay "Javi, Etoo y Casillas" y es "el mejor imaginado para Zaragoza para afrontan con rigor la crisis".

Blasco, quien ya ostentó el cargo de concejal de Cultura en la primera Corporación democrática del Ayuntamiento de Zaragoza, y también formó parte del equipo de Belloch en la oposición, ha señalado que la que afronta ahora es una etapa "magnífica" pero también "dura y difícil".

A su juicio, la ciudad tiene que sacar partido de lo que ha sido la Expo, un acontecimiento que además "no será un éxito completo sino se hace bien en la última etapa", captando empresas, iniciativas y continuando con la proyección internacional.

En declaraciones a los medios de comunicación en una comparecencia posterior, se ha mostrado partidario de que Zaragoza "juegue", con sus distintas posibilidades, las bazas de la Expo Paisajes 2014, la candidatura olímpica 2016 y su aspiración a la capital europea de la Cultura.

Según Blasco, la capital aragonesa cuenta con un legado intelectual de contenidos importante como la sede de la oficina de la década del Agua, el proyecto para crear la Agencia Mundial del Agua y la futura sede del Instituto del Cambio Climático, pero ha señalado que también es necesario salir del ámbito local y "jugar en otros escenarios" y que la ciudadanía se acostumbre a ello.

Para Blasco, el Área de Cultura tiene que convertirse en un elemento capaz de generar empleo, captar turistas y promover eventos y aunque no ha querido concretar futuros proyectos ha destacado que la ciudad es puntera en Zaragoza, cuenta con infraestructuras importantes, debería ampliar los circuitos religiosos y podría acoger algún tipo de bienal.

Aunque el principal problema al que se enfrenta es el presupuestario, Blasco ya ha adelantado que una de los objetivos es unificar las sociedades y patronatos previsiblemente en un Instituto de la Cultura.

Etiquetas