Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Los robos de cubos de basura se triplican en 2008 y FCC obliga a denunciar para reponerlos

Normalmente, desparecían unos 300 de media, pero el año pasado llegaron a 1.000. Hay 7.000 en la ciudad, la mayoría en el centro. La contratista advierte de que ¿esta situación llega a ser alarmante¿ y avisa de que solo los sustituirá si hay una denuncia policial.

Ricardo Gimeno, conserje del paseo de Sagasta 20, guarda los cubos en el garaje.
Los robos de cubos de basura se triplican en 2008 y FCC obliga a denunciar para reponerlos
OLIVER DUCH

Los cubos de basura de las comunidades de vecinos y comercios se han convertido últimamente en un bien muy preciado, al menos para los amigos de lo ajeno, que desde 2008 han robado un millar. La adjudicataria de la contrata de basuras y limpieza de la ciudad, FCC, ha advertido de que esta situación es “alarmante” ya que han pasado de desaparecer unos 300 de media al año a 1.000, en 2008.

Ante esta situación, Fomento de Construcciones y Contratas ha decidido que solo repondrá aquellos que vayan acompañados de una denuncia ante la Policía Nacional. Hasta ahora, las comunidades de vecinos o los comercios a los que les desaparecían los cubos llamaban al 010 del Ayuntamiento o al servicio de limpieza pública y, en unos días, eran repuestos de forma gratuita. FCC cede los contenedores y son los vecinos o los comerciantes los que se encargan de su mantenimiento. Ante la generalización de los robos, ha decidido condicionar esta restituición como una primera medida de control, aunque seguirá siendo gratis.

Fuentes de FCC creen que detrás de estas desapariciones podría estar un grupo organizado, que podría haber encontrado algún tipo de negocio con estos cubos. En el mercado, pueden llegar a costar hasta 200 euros. Aunque también lo achacan a la picaresca de los porteros, que, harían desaparecer los cubos para evitar limpiarlos, sobre todo en verano, cuando las basuras desprenden un hedor más fuerte. “Siempre se han producido, pero este año solo entre junio y julio desaparecieron 300. En verano, ya nos habíamos quedado sin stock”, explicaron las mismas fuentes.

Estos cubos están repartidos por prácticamente toda la ciudad -hay unos 7.000-, aunque se concentran en el centro y el Casco para mantener la estética en las zonas emblemáticas y evitar la imagen de los grandes contenedores en los puntos turísticos. También se distribuyen por las vías que no disponen de áreas de aparcamiento (puntos donde se instalan los contenedores). Es el caso de las viviendas de la calle de San Vicente de Paúl, Gran Vía, Sagasta, Independencia, avenida de Cataluña, Compromiso de Caspe, San José... y en los comercios. El número de cubos de cada edificio o establecimiento depende de la cantidad de basura recogida y de la de vecinos.

Los más pequeños tienen una capacidad de 120 litros y también hay de 240 (en uno grande caben 3.000 litros). Normalmente, son los porteros y conserjes los que por la tarde-noche, después de recoger los residuos de los vecinos los sacan a la calle. Por la mañana temprano, los meten dentro del edificio. De hecho, está prohibido que estos pequeños contenedores estén en la calle durante el día. La Policía Local los controla y denuncia. Cada uno está identificado por una pegatina en la que se detalla la dirección a la que pertenece. Algunas comunidades optan por hacer sus propias señales para reconocerlos en caso de extravío.

 

Vandalismo

Además de robos, muchos cubos son objeto de vandalismo, fundamentalmente, durante las noches de los fines de semana. Los vándalos los pintan, los rompen o directamente los trasladan de lugar. FCC también los sustituye en caso de alguna deficiencia o daño.

No obstante, en los últimos meses se han renovado muchos de estos cubos de basura, que no se recogen mediante el nuevo sistema de recogida lateral, sino que se mantiene la trasera.

Precisamente, este sistema de recogida ha obligado a cambiar todos los contenedores de gran capacidad de la ciudad. Este proceso ha provocado numerosas críticas de los usuarios por la ocupación de plazas de aparcamiento, por la recogida insuficiente que deja montañas de basura junto a los contenedores y por la distribución de los containers de reciclaje (algunas calles no tienen ninguno cerca). Según informaron fuentes de FCC, ya se han acabado de colocar todos y se han dejado 60 áreas de aportación (las conforman uno de cada) para retocar el servicio en aquellas zonas que se advierta que es insuficiente.

Etiquetas