Despliega el menú
Zaragoza

31 METROS DE ALTURA

El Consistorio proyecta en Vadorrey una plaza con el mayor reloj solar del mundo

Multicaja financiará la construcción del gran mástil, de casi 31 metros de altura.El Ayuntamiento debe hacer la plaza para solucionar los problemas de accesibilidad.

Zaragoza tendrá el mayor reloj solar del mundo si se concreta el proyecto con el que trabajan los arquitectos del consorcio Expo 2008, que ya está casi terminado y cuya financiación está comprometida por parte de Multicaja en un porcentaje que podría alcanzar el 60%. El reloj estaría situado en Vadorrey, entre el embarcadero y el parque de Oriente -donde habitualmente se celebra la Cincomarzada-, y la urbanización que lleva consigo acabaría con las viejas reivindicaciones de los vecinos de la zona.

Estos llevan años reclamando que las escaleras de acceso a la calle de Marqués de la Cadena no son aptas para discapacitados o personas con carrito, y que para llegar hasta la parada del autobús no hay paso de cebra que cruce la calle. La plaza tendría una escalera con una pendiente mucho más suave que la actual y una rampa hasta el otro lado de la calle.

El proyecto municipal comenzó a gestarse hace seis meses y en los próximos días estará totalmente terminado. Tiene un presupuesto estimado de 720.000 euros, y Multicaja está dispuesta a financiar el coste del gran mástil del reloj (llamado gnomon) y la superficie de suelo en la que se podrá leer la hora con una exactitud de unos quince segundos de margen. El resto del proyecto de urbanización debe correr por cuenta del Ayuntamiento.

El Consistorio ha recibido una carta con la propuesta económica del consejo rector de Multicaja y se muestra receptivo, aunque aún no ha tomado una decisión en firme. Cuando recoja el guante, firmará un convenio con la entidad para afrontar la idea.

Por lo tanto, se plantean dos opciones. Si el Ayuntamiento decide lanzarse desde el principio a por el proyecto, se haría en una fase. Si el Consistorio aplaza el proyecto, Multicaja arrancaría las obras con la construcción del reloj de sol, y el Ayuntamiento retomaría más adelante el resto de la urbanización. En cualquier caso, los arquitectos del consorcio Expo 2008, impulsores del proyecto, esperan que en primavera empiece a construirse el gran gnomon.

Una plaza educativa

La plaza ocupará una superficie de aproximadamente dos hectáreas, y la sombra que proyecte el reloj de sol indicará la hora exacta cada quince segundos. El gnomon tendrá más de 46 metros de largo y una altura de 30 metros, algo menos de la mitad de lo que mide el mástil de la Pasarela del Voluntariado. Concretamente, el gnomon medirá 30.343 milímetros, una medida simbólica extraída de la proporción de la distancia del reloj con el sol, de acuerdo con las divinas proporciones por las que se regían los clásicos. Será el más grande del mundo superando al de Jaipur (India), construido hace más de 300 años.

El gran mástil, que modificará el perfil de la margen izquierda, estará en la zona más cercana al río e inclinado hacia el norte, en un entorno de unos 2.000 metros cuadrados de plaza con pavimentos de colores y árboles, para el paseo y el esparcimiento ciudadano. Esta plaza estará integrada con el paseo de la ribera.

Desde el gran gnomon, y en perpendicular al río, se abrirá un camino de unos tres metros de ancho a través de una zona de césped. Además, otros tres caminos cruzarán esa pradera en sentido contrario, que coincidirán con la proyección de la sombra en el solsticio de verano, en el de invierno y en los equinoccios.

En la pradera que rodeará estos caminos habrá esparcidas varias columnas de diferentes alturas que marcarán los puntos que tienen campos de energía terrestre y solar especiales, que han identificado expertos en radiestesia, herederos de los antiguos zahoríes. Además, estarán señalados los puntos que alcanzará la sombra en fechas emblemáticas, como pueda ser el día del Pilar.

Será una plaza educativa, ya que dará conocimientos de astronomía. Incluso se plantean la posibilidad de vender a un precio asequible folletos divulgativos explicando el significado de cada elemento de la plaza. La asistencia técnica para elaborar el complicado diseño del reloj ha correspondido a Juan Antonio Ros, ingeniero de Zuera que construyó el reloj de sol de Ranillas. Para Ros, la instalación de este reloj en Vadorrey "atraerá a aficionados a la astronomía de todo el mundo".

Etiquetas