Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Las únicas medallas de la Policía con pensión vitalicia serán para los dos máximos mandos

Los sindicatos tildan de "abusiva" la decisión, que hará que el jefe superior y el comisario de Zaragoza cobren casi un 10% más.

La celebración de la festividad de los Ángeles Custodios, Día de la Policía, se prevé como una de las más polémicas de los últimos años, ya que el reparto de las tradicionales condecoraciones ha sembrado un profundo malestar entre las organizaciones sindicales. De las 41 medallas que se entregarán mañana, solo dos serán con distintivo rojo -lo que conlleva una pensión mensual de por vida que equivale, aproximadamente, al 10% del sueldo- y se impondrán al jefe superior de Aragón, Leoncio Lorente, y al comisario provincial de Zaragoza, Francisco Perea.

La decisión del Ministerio de Interior ha sido recibida con duras críticas por parte de los sindicatos UFP, CEP y SUP en Aragón, que consideran que los elegidos "no reúnen méritos suficientes" para este preciado galardón. Los sindicatos recuerdan además que, por definición, este tipo de premios están reservados exclusivamente a aquellos funcionarios que han arriesgado su vida en acto de servicio. Por ello, alguna formación ha puesto incluso el caso en manos de su gabinete jurídico para que estudie la legalidad del reconocimiento.

"Hay compañeros que este año se han jugado la vida en intervenciones con armas blancas o de fuego, y en operaciones contra el crimen organizado. Y ellos no van a recibir ninguna medalla, ni siquiera la blanca", señalaba ayer el delegado en Aragón de la Unión Federal de Policía (UFP), César Lambea. "Tampoco pueden justificar este premio en la buena gestión de la Jefatura -añadía-, porque casi nadie está contento con el trabajo de estas dos personas". Lambea considera que por plantilla y material, el Cuerpo está "tan mal como hace diez años".

La concesión de las medallas a los dos comisarios principales tampoco ha sido bien acogida por la Confederación Española de Policía (CEP), que califica de "totalmente abusiva" la decisión. "Consideramos que lo normal es que un jefe haga bien su trabajo, es una responsabilidad que va implícita al sueldo y no debería ser motivo suficiente para recibir una medalla", señala Jesús Camarero.

La CEP no comparte los criterios de concesión de los metales, y recuerda que "el Cuerpo Nacional de Policía lleva varios años en esta línea". "Creemos que ninguno de los dos mandos que van a recibir la medalla han hecho méritos especiales, cuando tenemos casos olvidados como el de un compañero que fue agredido hace unos meses con una catana", indica Camarero.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) tampoco ha dejado pasar por alto el reconocimiento "remunerado" a los comisarios Lorente y Perea, máximos responsables del Cuerpo Nacional de Policía en Aragón y Zaragoza, respectivamente. "Está muy claro que las condecoraciones con distintivo rojo están pensadas para gente que se ha enfrentado a situaciones de peligro real. Aunque, últimamente, casi todas ellas se conceden por otras circunstancia", indica el delegado en Aragón del SUP, Alfredo Crespo. Por ello, cree que el actual reparto de galardones "es un menudeo al libre albedrío".

Las propuestas, antes de la Expo

Como el resto de representantes sindicales, Crespo recuerda que las propuestas para las medallas se oficializaron el pasado mes de mayo, por lo que el "éxito" en materia de seguridad de la Expo 2008 no podría considerarse argumento válido. "Cuando se presentaron los expedientes, ni siquiera se había inaugurado la exposición internacional de Zaragoza, por lo tanto no se debería premiar un trabajo que no estaba hecho", señala. Además, Interior tiene prevista la convocatoria extraordinaria de un concurso de méritos en noviembre, al que sería lógico que concurrieran algunos de los profesionales que han participado en el operativo especial de la Expo.

Los sindicatos no descartan una concentración previa al acto oficial de entrega de medallas en la Delegación del Gobierno.

Etiquetas