Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

A la caza de la "expoganga"

Tras una semana sin Expo, queda en los zaragozanos la morriña por lo que fue y ya no será. Las inmediaciones de la Torre del Agua amanecerán hoy salpicadas con los rescoldos de 93 días de muestra, que volverán a teñir Ranillas con el trasiego de ciudadanos, esta vez en busca de la mejor ganga. Veinticinco casetas se alzan desde ayer junto a un recinto con cierto aire fantasmagórico, y en su interior, llevan una pequeña porción del alma de la muestra. Cañas de bambú a un euro, corazones tallados en piedra por kenianos a siete, abalorios yemeníes por cinco euros (aunque regateando se pueden quedar en dos o tres, como dice Khaled, uno de sus vendedores)... y hasta productos oficiales a precios mucho más asequibles.

El mercadillo de la Expo abre hoy a las 10.00 en el aparcamiento de autobuses, junto a la Torre del Agua. Eso sí, el espacio de venta de excedentes de la Expo quedará algo descafeinado, ya que solo habrá 18 países que, finalmente, dispondrán de casetas que Expoagua ha alquilado al Ayuntamiento de Zaragoza. A estos participantes se suman las casetas de siete fabricantes diferentes de productos oficiales, autorizados por Expoagua para vender sus excedentes.

Será un pequeño espacio en el que el visitante podrá encontrar desde artesanía africana hasta gorras de Fluvi, todo ello a un precio ventajoso. Entre los productos oficiales, muy codiciados en la Expo pero un tanto desalentadores por su elevado precio, habrá camisetas, gorras, peluches y pines oficiales, entre otros.

Se espera una gran afluencia de compradores, aunque la organización quiere recalcar que no se trata de un mercadillo con todos los productos que había en la Expo, sino que será un pequeño recinto con unos pocos países vendedores.

Pero, aunque se trate de un rastrillo modesto sin grandes pretensiones, también habrá algunas oportunidades, como unas mantas artesanales de Colombia, que en la Expo se vendían por 15 euros. "Son un género que ha gustado mucho a la gente, aunque no se han vendido todas, seguramente por el calor", señala Luis Alfonso González, comisario colombiano.

Casetas ante el riesgo de lluvia

A lo largo de la jornada de ayer, los operarios realizaron todo el montaje de las casetas, similares a las que se levantan en la Feria del Libro de Zaragoza. Hoy a las 8.00 los países participantes comienzan el traslado de las mercancías al mercadillo. Ante el riesgo de precipitaciones, que era lo que más hacía recelar a algunos potenciales vendedores (como Filipinas), Expoagua ha optado por alquilar casetas al Ayuntamiento de Zaragoza para evitar que el rastrillo fuera a la intemperie.

También habrá pabellones, como Filipinas, que sacarán a la venta electrodomésticos y mobiliario de segunda mano en "perfectas condiciones", según asegura su director de márquetin, Audie Sison. Pero el grueso de las casetas de pabellones corresponderán a países africanos, que desplegarán sus productos, en su mayoría artesanales, como joyas y abalorios, pinturas, pequeñas tallas de madera, cerámicas, máscaras y hasta objetos sagrados del ideario africano.

Muchas de estas piezas son inéditas, ya que no se han exhibido en los 93 días de Expo dada la ingente cantidad de mercancía que trajeron estos países. Además, el escritor guineano Antolín Elá Elá Asama podrá firmar su libro "Viaje en patera", una obra que narra la problemática de la inmigración enfocada al colectivo subsahariano.

El requisito que ha impuesto Expoagua a los vendedores es que a las 16.00 la zona quede vacía, igual que se la encontraron. Por ello, el rastrillo cerrará a las 14.00. El género que no se haya vendido no podrá entrar de nuevo al recinto.

Etiquetas