Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Gallizo propone que los penados a tareas sociales limpien las riberas

Instituciones Penitenciarias reconoce que hay un déficit de estas plazas, destinadas a autores de delitos de tráfico o malos tratos.

Aquellos que sean sorprendidos circulando bajo los efectos del alcohol o sin carné de conducir y sean condenados a realizar trabajos en beneficio de la comunidad podrían terminar limpiando las riberas del Ebro, el parque del Agua o el frente fluvial de la Expo. La propuesta la lanzó ayer la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, la aragonesa Mercedes Gallizo, con el objetivo de que los autores de estos delitos reparen el daño infringido a la sociedad contribuyendo a la conservación de los nuevos espacios verdes de Zaragoza.

Gallizo reconoció que existe un importante déficit de plazas en Aragón, que impide que se agilice la ejecución de estas sentencias. "Pero es que deben ser los ayuntamientos, autonomías e instituciones las que nos propongan estos servicios, para que nosotros designemos a quienes deben cumplirlos", explicó. Instituciones Penitenciarias quiere involucrar ahora al Gobierno aragonés y al Consistorio zaragozano, porque entiende que esta iniciativa es "en beneficio de todos".

Además de a los condenados por cuestiones de tráfico, se podrían asignar estos trabajos a los autores de delitos menos graves. Se encargarían de tareas de mantenimiento o de jardinería, trabajos con lo que podrían conseguir una reintegración social mucho más rápida. "Muchas veces -indicó Gallizo-, es más útil el cumplimiento de las penas en sociedad, que en un medio cerrado como es la prisión".

Según fuentes de Instituciones Penitenciarias, actualmente hay 1.200 expedientes activos en la Comunidad, de personas que han sido condenadas a trabajar en beneficio de la comunidad. Sin embargo, tan solo se dispone de un centenar de plazas a las que poder destinarlos.

"La mayoría de las plazas con las que ahora contamos han sido creadas por la Federación de Municipios y Provincias y la Cruz Roja. De momento, son pocas. Pero han sido suficientes para iniciar la cultura del cumplimiento alternativo a la cárcel", explicó recientemente el responsable de la Subdirección General de Medio Abierto y Medidas Alternativas, José Ignacio Bermúdez.

La sustitución de los trabajos en beneficio de la comunidad por la cárcel es una opción bastante reciente, de ahí que todavía se estén dando los primeros pasos. "Este año estamos generando más plazas. Estamos hablando con ayuntamientos, oenegés y asociaciones, y firmando convenios para que las personas condenadas por delitos de seguridad vial o malos tratos puedan beneficiarse de la medida", destacó Bermúdez.

Aunque todavía es muy pronto para saber qué resultado está teniendo este sistema alternativo a la cárcel, el responsable de la Subdirección General de Medio Abierto y Medidas Alternativas cree que está funcionando: "El ciudadano normal que infringe una norma de tráfico agradece y pondera que se está librando de la cárcel, y cuando se entra en el sistema penal por primera vez eso se valora". "La disposición de los ayuntamientos e instituciones para colaborar con este sistema es muy buena, pero todavía existe mucho desconocimiento", afirmó.

La secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, lanzó la propuesta de crear plazas de trabajos a la comunidad en las riberas del Ebro tras reunirse ayer en el pabellón de El Faro de la Expo con representantes de diferentes colectivos sociales. Estos aprovecharon para recordar a Gallizo la necesidad de implantar una "red social para la reinserción", que se traduce en la adopción de medidas de apertura como la ampliación del tercer grado.

Etiquetas