Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Rubalcaba garantiza el futuro de la comisaría de Ranillas

El Ministerio del Interior quiso que para la celebración de la Expo, la capital aragonesa inaugurara su quinta comisaría en el meandro de Ranillas. Y para ello, invirtió tres millones de euros en un moderno edificio de bella factura, pero de poca funcionalidad (hasta ahora). Durante estos tres meses, los funcionarios encargados de patrullar en la muestra han utilizado estas dependencias unicamente como vestidor. De hecho, el equipamiento de las instalaciones no se ha completado y ni siquiera se han abierto al público.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aprovechó su visita de la semana pasada a Zaragoza para despejar dudas y garantizar el futuro de este edificio como "comisaría de distrito". Desde un principio, se pensó en aprovechar esta nueva comisaría para desdoblar el distrito policial de la Margen Izquierda, cuya población supera ya los 152.000 habitantes. Sin embargo, la actual crisis ha instalado a los sindicatos en el pesimismo.

"La comisaría de la Expo está diseñada de forma que durante la muestra cubre las necesidades de seguridad de la propia exposición. Ahí están los centros de coordinación, y esa tarea se está haciendo", explicaba Pérez Rubalcaba. "Cuando acabe la Expo -añadió el ministro-, la comisaría pasará a ser una comisaría de distrito y en ese momento se dotará oportunamente".

Pese a la inversión inicial, fuentes sindicales aseguran que falta por amueblar todo el piso superior y que no hay ordenadores en la planta calle. Según las primeras estimaciones, la dotación necesaria para poner en marcha el edificio era de alrededor de un centenar de funcionarios. "Y de momento, no se han convocado nuevas plazas", explica el delegado de la Unión Federal de Policía (UFP), César Lambea. "Con el refuerzo que ahora tienen previsto mandar Inerior -añade-, tampoco dará para abrir en condiciones la comisaría".

Dos mil metros cuadrados

Diseñada por los arquitectos Pemán y Franco, la nueva comisaría dispone de 2.000 metros cuadrados y está dividido en dos alturas. En la planta baja se ubicarán las oficinas de atención al público, así como los calabozos, mientras que en la segunda planta estarán los despachos y vestuarios. En palabras de uno de sus arquitectos, "se trata de un edificio luminoso, abierto y funcional". El edificio dispone también de diversos garajes para furgones.

La Policía Nacional cuenta desde el pasado mes de junio con un camión laboratorio de ADN, que también ha estado estacionado junto a la comisaría de Ranillas. Se trata de una herramienta útil para extraer y almacenar muestras de ADN, pero no está pensado para realizar análisis. Aunque no se ha comunicado oficialmente, parece que con la clausura de la Expo este camión abandonará también la capital aragonesa.

De momento, y a falta de una semana para el cierre, la seguridad se presenta como uno de los puntos fuertes de la muestra.

Etiquetas