Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Piden 12 años para un joven que acompañaba a otros tres que violaron a una menor

El acusado afirma que no estaba presente mientras un chico agredía a la víctima y otros dos la sujetaban, en la zona del Rollo.

El fiscal pide 12 años de prisión para Juan Antonio Obama Nguere como coautor de la violación sufrida por una chica de 16 años, la noche del 12 de octubre del año pasado, en la calle de Madre Genoveva Torres Morales, en la zona del Rollo. La víctima denunció que un chico, también menor de edad, la violó mientras otros dos la sujetaban por los brazos y el tercero, Juan Antonio Obama, de 21 años, vigilaba para que nadie se acercara.

El menor fue detenido, pero aún no ha sido juzgado, mientras que los otros dos que participaron en los hechos nunca fueron localizados por la Policía.

Sin embargo, Obama fue arrestado al día siguiente y desde entonces está en prisión provisional. Ayer negó que estuviera presente cuando se cometió la agresión y dijo que su error fue haber dejado irse sola a la chica o no haberla convencido para que se fuera con él a un concierto. Su abogada, Olga Oseira, pide para él la absolución porque considera que aunque su cliente estuvo en el lugar, no se sabe exactamente dónde ni tampoco si hubiera podido evitar la agresión. La letrada aseguró que el relato de la joven sobre lo que hizo su defendido "carece de toda lógica" y "tiene contradicciones".

Según el fiscal, sobre las 22.00 del 12 de octubre de 2007, cuando iba acompañado de otros tres jóvenes, uno de ellos menor de edad, conoció a la chica -que iba con un amigo- y estuvieron en la zona de bares del Rollo tomando copas.

En el transcurso de la noche, Juan Antonio Obama le pidió a la menor que le acompañara al parque Primo de Rivera a comprar hachís. Tras adquirirlo, regresaron al lugar donde se habían quedado los tres amigos y, aprovechando que la chica estaba sola, la rodearon y, movidos por un ánimo libidinoso, comenzaron a tocarla por todo el cuerpo. Según el fiscal, en un momento dado, el menor la empujó contra el capó de un coche, mientras los otros jóvenes, entre los que se encontraba el acusado, la sujetaban por los hombros, le quitó la ropa y la violó. Como la víctima les dijo "putos negros de mierda", la tiró de nuevo al suelo y la volvió a violar.

Para el fiscal, el acusado tenía conciencia plena de lo que estaba haciendo su amigo y, con su actitud vigilante, ayudó para que nadie se acercara y contribuyó a que le menor consumara la agresión.

Tras estos hechos, el padre de la chica acudió a buscarla a la esquina de Sagasta con Juan Pablo Bonet y le contó lo ocurrido. Poco después, localizaron a dos de los jóvenes en la zona de bares.

Etiquetas