Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Café del Mar abrirá una terraza "chill out" junto a la ribera de Helios para la Expo

Hasta 3.000 personas podrán disfrutar de comida y copas en un espacio abierto, con mobiliario de diseño y reservados VIP.

 El conocido local y sello discográfico Café del Mar abrirá una gran terraza "chill out" junto a la ribera de Helios para la Expo. No será un local al uso, sino un espacio abierto de 2.500 metros cuadrados, en el que se integrará la arboleda del centro deportivo para ofrecer un ambiente único en la ciudad. "Queremos que sea una terraza exclusiva con dj de prestigio, que abrirá por la mañana y cerrará por la noche", explicó ayer el empresario zaragozano Javier de Luis, impulsor del proyecto junto al hostelero Alberto Baranda, que a su vez es socio de Café del Mar Ibiza.

La intervención es efímera, ya que en este emplazamiento se construirá un centro deportivo y de ocio de diseño cuando concluya el desahucio de la chatarrería colindante. Prevé cerrar sus puertas con la clausura de la Expo en septiembre, pero si el tiempo acompaña alargará su apertura hasta las fiestas del Pilar.

Los arquitectos Enrique de Luis, Fernando Millán y Ruth de Rioja firman el diseño del espacio, que contará como decoración con videoinstalaciones proyectadas sobre pantallas de tela colgadas de los árboles. "La pretensión es crear una atmósfera muy cálida y dotarla de proyecciones artísticas muy conceptuales, con imágenes estáticas y otras dinámicas", apuntó Enrique de Luis.

La terraza dispondrá de un aforo para unas 3.000 personas, que podrán degustar refrescos, vermú, combinados y copas gracias a tres barras distribuidas a lo largo de los 100 metros de largo y los 25 de anchura que ocupa la arboleda, junto al Puente de La Almozara. También se proyecta abrir un restaurante, donde se podrá comer y cenar ensaladas y platos elaborados por un precio medio inferior a los 20 euros.

Javier de Luis aseguró que todo está cuidado al detalle, como el mobiliario de diseño -de Kartell y Gandía Blasco, el mismo que se utilizó en la Copa América- o el pavimento de gravilla negra compactada, combinado con césped natural. También se montarán seis reservados VIP, que contarán con sofás, mesas altas y hasta televisión, "para ver, por ejemplo, la Eurocopa". Serán también abiertos, situados frente al río, pero separados por telas. "Están pensados para su alquiler por empresas que quieran ofrecer algo distinto a sus clientes", apuntó el empresario.

Sin apenas obras

Los trabajos previos han comenzado para poder abrir en la primera quincena de junio. No se requieren grandes obras, ya que solo se construirán tres barras, además de la de la zona VIP. El resto son elementos prefabricados, como la carpa de entrada (de 200 metros cuadrados), la vela tensada de la barra central (de 100 metros) o los urinarios. Estos últimos quedarán integrados en el conjunto, ya que se recubrirán de tela para proyecciones. La iluminación serán indirecta con focos en los árboles y en las barras.

En la arboleda de 2.500 metros se crearán distintos ambientes con la diseminación de mobiliario sobre cuadrados de césped natural. El dj ocupará una posición preeminente, junto a un puzle gigante cuyas piezas se iluminarán al ritmo de la música.

La programación, al igual que las propuestas artísticas, irá cambiando conforme avance el día. Por la mañana se pinchará música clásica, que irá evolucionando al jazz, y al "chill out", para acabar por la noche con electrónica.

Café del Mar se sumará así a los quioscos de concesión, en plena construcción, situados a lo largo del tramo urbano del Ebro y al nuevo restaurante que estrenará el remozado Club Náutico.

Etiquetas