Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Dos presuntos traficantes piden ser expulsados del país para evitar la cárcel

Ocho personas se sentaron ayer en el banquillo de los acusados para responder por un delito de tráfico de drogas por el que el fiscal pedía inicialmente diez años de prisión y multa de 460.000 euros para cada uno de ellos. No obstante, tras escuchar a los imputados -de nacionalidades dominicana y colombiana- retiró la acusación para cuatro y rebajó considerablemente la pena para otros dos, los cuales solicitaron que, en caso de ser condenados, sean expulsados de España y su familia pagará el billete de vuelta. El fiscal dejó en nueve años y un día la petición para los otros dos.

La Guardia Civil arrestó a estas personas en dos operaciones distintas, denominadas "Crisanto" y "Brisca" llevadas a cabo en noviembre y diciembre de 2006, que dieron como resultado la incautación de más de siete kilos de cocaína y de más de 20.000 euros. A pesar de ser dos intervenciones diferentes, el nexo de unión entre ambas es un hombre llamado Eliecer, alias Samuel, que está declarado en situación de rebeldía porque no fue detenido.

En noviembre de 2006, tras días de vigilancia, la Guardia Civil arrestó a los hermanos Ebert y Fabio Barrios, ya que sospechaba que traficaban en su domicilio de la plaza de Gallur. El día 28 de ese mes, los agentes consideraron que iban a hacer una venta a los también hermanos Joselito y Johel J. Por ese motivo detuvieron a estos últimos cuando llegaron al piso de los anteriores, en el cual encontraron 1.004 gramos de cocaína, una báscula, 1.400 euros y útiles para manipular la droga.

El fiscal, tras escuchar las declaraciones de estos dos últimos, defendidos por el letrado José Luis Melguizo, retiró la acusación contra ellos al considerar que no está acreditado que acudieran al piso de la plaza de Gallur a comprar droga.

Respecto a los otros dos, la fiscalía solicitó una pena de 4 años y multa de 70.000 euros para cada uno, ya que entiende que aunque el peso de la droga fue de 1.004 gramos, la pureza era del 40%, por lo que la cantidad se queda en 389,58 gramos, lo que no se considera de notoria importancia. El abogado de Fabio y Ebert Ríos, Manuel Arcas, solicitó la absolución del primero, puesto que a él no se le ocupó droga alguna, y 3 años para el segundo por tráfico de drogas. También pidió que, en el caso de que sean condenados, la pena sea sustituida por la expulsión del país, ya que cuando fueron arrestados su situación era irregular.

En diciembre de 2006, los mismos agentes, tras días de escuchas telefónicas, arrestaron a dos hombres a los que siguieron por la calle y que llevaban en su poder una bolsa con 5.209 gramos de cocaína. También registraron los domicilios en los que vivían realquilados y detuvieron a las inquilinas de estos pisos, Elvira C. y Fanny M. La fiscalía retiró ayer la acusación contra estas dos mujeres, defendidas por Melguizo.

Mientras, el letrado de los dos hombres, Javier Notivoli, pidió al tribunal que tenga en cuenta que uno de ellos -cuyo nombre se omite por su seguridad- ha colaborado "activamente" con la Guardia Civil y ha dado información que ha permitido desarticular redes de narcotráfico en Zaragoza y otras provincias, y ocupar 3,5 kilos de droga y armas de fuego. Por eso, pidió que se le aplique la atenuante muy cualificada de confesión, se le deje la condena en 3 años y sea trasladado de cárcel por su seguridad. El acusado explicó que en su país han matado a un familiar suyo por esta colaboración. Para el otro acusado, Alberto Esteven, solicita el indulto parcial.

Etiquetas