Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

Una flota de 51 vehículos eléctricos y de hidrógeno darán servicio en la Expo

Conectarán las puertas para equilibrar las colas que se generen a lo largo del día y serán los únicos que accedan al recinto para transporte de materiales y de autoridades.

La sociedad pública Expoagua contará con una flota de 51 vehículos ecológicos para conectar las distintas puertas y dar servicio en el interior del recinto. Motos, carros y minibuses eléctricos serán los únicos que podrán pisar las 25 hectáreas de la muestra en tareas logísticas y de traslado de personas, a los que se añaden los buses de hidrógeno que conectarán los tres accesos para equilibrar las colas que se generen a lo largo del día.

El director general de Operaciones, Jerónimo Blasco, está decidido a que la movilidad interna en la muestra cumpla el lema oficial y sea sostenible, aunque en el caso de las lanzaderas que comunicarán los dos aparcamientos con las puertas serán autobuses urbanos convencionales en aras de la capacidad y operatividad. Para cubrir este servicio se utilizarán 20 buses de 80 plazas, que tendrán una elevada frecuencia en las horas de máxima afluencia de visitantes.

Los vehículos más numerosos en Ranillas serán los eléctricos, y los habrá de todos los tamaños. Desde cinco motocicletas hasta 22 coches dispuestos para trasladar carga y entre dos y seis personas. También se contará con 15 triciclos motorizados sin provocar contaminación y seis minibuses descubiertos. "Serán similares a los carros de los campos de golf", explicó el jefe de Movilidad de Expoagua, Santiago Hernández.

Su autonomía oscilará entre seis y ocho horas, por lo que la sociedad pública ha previsto recargar su flota por las noches. "La velocidad estará limitada a 20 kilómetros por hora en el recinto y estableceremos unas rutas prefijadas por el frente fluvial y la fachada trasera del recinto, Habrá zonas de tránsito prohibidas, además de franjas horarias vetadas", añadió Hernández.

Lo que más llamará la atención del público serán los vehículos de hidrógeno, que por primera vez en Aragón darán un servicio regular de transporte. Es el caso de un autobús de hidrógeno de 94 plazas que se encargará de unir el Pabellón Puente con la Torre del Agua y la avenida de Ranillas, a través de la Ronda del Rabal. De esta forma, unirá los accesos y podrán "compensar" los flujos de visitantes en caso de aglomeraciones. "Su capacidad, velocidad y autonomía igualarán la de un convencional", apuntó.

Tren turístico

Para este mismo servicio se contará con un tren turístico, cuyo trayecto se extenderá hasta la estación intermodal para dar servicio a los visitantes que lleguen en el AVE o usen las líneas de transporte regular por carretera. Su horario abarcará las horas en las que se espera un mayor flujo, entre las 9.30 y las 13.30 y entre las 18.00 y las 0.00. En este caso, tendrá el aliciente de poder cruzar el puente del Tercer Milenio, que solo estará abierto al transporte público y a vehículos autorizados por Expoagua hasta la clausura. El jefe de Movilidad aclaró que será también ecológico, puesto que se alimentará de biodiésel.

Jerónimo Blasco indicó que la organización dispondrá también de otros tres microbuses de hidrógeno para usos protocolarios, como traslado de autoridades. Estos vehículos tendrán 22 plazas.

La movilidad en la Expo no solo será a motor o mediante pilas de hidrógeno. De hecho, se ha pensado en las personas con movilidad reducida y en los niños, que contarán con sillas adaptadas a sus necesidades. El director general de Operaciones destacó que las familias tendrán a su disposición 200 sillas de paseo individuales y dobles, repartidas por las tres puertas del recinto. "Están pensadas para menores de hasta siete años, que ya no van en sillita y que se cansarán de estar todo el día de pie", concluyó.

Etiquetas