Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

Los primeros habitantes de la Expo llegan a Zaragoza

El Acuario Fluvial de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008 está casi concluido (al 95% la obra como tal y al 90% el proyecto de acuarología) y se perfila como un gran escenario perfecto para observar la vida y la naturaleza asociada a los ríos.

Expoagua organizó una visita de prensa al Acuario Fluvial, uno de los tres pabellones temáticos de la Expo, a sesenta días justos de que dé comienzo la Exposición Internacional, que se desarrollará desde el 14 de junio al 14 de septiembre bajo el lema "Agua y Desarrollo Sostenible".

Este edificio, sobre el que existe el compromiso de mantenerlo abierto incluso desde el día después de la Expo, albergará cerca de 4.800 animales de unas 250 especies distintas organizadas en cinco sistemas ecogeográficos y sus ríos principales: África y el Nilo; la Región Indohimalaya con el Mekong; la Neotropical con el Amazonas; la Australiana con el río Darling Murray, y la Holártica, representada por el Ebro.

En cada una de estas zonas se muestran especies típicas de estos ecosistemas como el pez elefante, el caballito de mar, la morena, las temidas pirañas, el pez gato, la arapaima -un pez que puede llegar a pesar 300 kilogramos-, cocodrilos y nutrias, todo en sesenta tanques (once de agua marina) y en una superficie expositiva de 3.400 metros cuadrados.

Philippe Lacazze, director de la empresa Coutant Aquariums, autora del proyecto del Acuario, explicó que el de Zaragoza supuso para su compañía un "reto brutal", puesto que es el acuario de agua dulce más grande de Europa y el que tiene el tanque más grande del mundo, ya que el denominado "río de la vida", que conecta las distintas áreas, mide 43 metros de largo, 10 de ancho y 9 de altura, con una capacidad de dos millones de litros de agua.

Además, es el acuario de agua dulce con mayor biodiversidad del mundo, y todo ello se ha hecho en dos años, con tres meses para la confección del proyecto. Todos los ejemplares de animales están ya disponibles, pero muchos de ellos están pasando el preceptivo periodo de cuarentena fuera de Zaragoza, en los zoos de Barcelona y Madrid, o en Faunia.

Éstos se van incorporando al Acuario Fluvial a razón de dos ó tres tandas por semana, con el fin de que cuando se abra la Expo, dentro de ocho semanas, todos estén en su sitio. Los últimos que llegarán serán los reptiles, puesto que estas especies son las que necesitan menor periodo de adaptación.

La distribución del acuario se basa en la historia de la dislocación de los continentes, millones de años atrás, cuando todos ellos estaban unidos entre sí y formaban uno sólo conocido como Pangea, y se sirve de esta separación para relatar la diversidad de los ríos del mundo.

Las fachadas del edificio representan acantilados de rocas por los que caen cascadas desde la terraza hasta el estanque de la parte inferior, imitando el deshielo.

La terraza, ubicada junto al bar y el restaurante, se erige como un gran mirador sobre el Ebro, el recinto de la Expo y la propia cuidad, en cuyo horizonte destaca la Basílica del Pilar.

En las paredes exteriores del acuario se han hecho inscripciones caligráficas relacionadas con las cinco áreas temáticas del acuario y que muestran la interacción del hombre con cada uno de los ríos que se muestran.

Etiquetas