Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Los juristas hallan irregularidades en el contrato fallido del gerente de Zaragoza Cultural

Un informe advierte que el proceso de selección impulsado por Alcober no cumplió la normativa del Ayuntamiento. La concejal designó ayer, al final a dedo, al alto cargo tras un polémico procedimiento.

Un informe jurídico de la Intervención del Ayuntamiento de Zaragoza advierte de "irregularidades" en el proceso de selección de un gerente de la sociedad municipal Zaragoza Cultural, impulsado por la concejal responsable, Pilar Alcober.

La teniente de alcalde decidió hace unos meses contratar una empresa para que eligiera al alto cargo, pese a que podía ser designado a dedo por ser un cargo de confianza. Al concurso acudieron tres empresas con los mismos administradores y domicilio social. Finalmente se adjudicó a Thinking People por 4.756 euros y el elegido fue el gerente de Atades, Eduardo Andrés de Diago, que es también afiliado del PSOE y de la misma agrupación que Alcober.

Intervención considera que este proceso no ha cumplido las normas del Ayuntamiento, más exigentes que la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, en lo que se refiere a contratos menores. La norma estatal no precisa para este tipo de contratos los principios de publicidad y concurrencia, mientras que el Consistorio sí los exige con el objetivo de "conseguir una gestión más eficiente de los recursos públicos". En este caso, los servicios jurídicos consideran que no se ha cumplido una de las bases de la Ejecución del Presupuesto municipal.

Destacan además que los procedimientos selectivos con convocatoria pública están establecidos "únicamente para el personal no directivo" y no para el gerente. Por último, aclara que el contrato con la empresa de selección "no vincula al consejo de administración, quien podría valorar otros criterios o propuestas que estime más convenientes para el nombramiento". Ahora habrá que aclarar cómo se resuelve el contrato con Thinking People, una vez que su trabajo no se ha tenido en cuenta. El primer teniente de alcalde, Fernando Gimeno, explicó ayer que se iba a intentar negociar quién asumía el coste.

Fue él, precisamente, el que llevó la voz cantante durante todo el consejo de administración en el que se aprobó, en la tercera intentona, al nuevo gerente de Zaragoza Cultural, con los votos a favor de CHA e IU y en contra del PP. Como adelantó ayer este periódico, ocupará el puesto José Luis Espelosín, jefe del servicio de Control de Cuentas del Ayuntamiento, que se mostró halagado.

Alcober apenas intervino. Sus intentos fueron rápidamente frustados por Gimeno, según explicaron diversas fuentes. Ni siquiera estuvo el alcalde, Juan Alberto Belloch, a pesar de ser el presidente. No obstante, fue ella la que dio las explicaciones tras la reunión, que se prolongó durante casi una hora. Argumentó que dada la situación de la sociedad (acumula un déficit de 1,4 millones) es importante el perfil de un gestor como el de Espelosín. Dijo que la decisión ha sido suya personal y que el gerente "va a coger el timón de la sociedad".

"Zaragoza Cultural está viviendo una situación un tanto crítica, el nuevo gerente es consciente de lo que le espera y del momento que tiene por delante, pero confío plenamente en su buen hacer porque lo ha demostrado a lo largo de su vida profesional en el Ayuntamiento", argumentó. Espera que no se llegue a disolver la sociedad, como se ha barajado, y confia en empezar a trabajar "pisando fuerte y con tranquilidad" en "su primer ejercicio".

Etiquetas