Despliega el menú
Zaragoza

URBANISMO

Recurso contencioso de la DGA contra el Ayuntamiento por la Escuela de Artes

Reclama que se modifique el Plan General, que ya fue rechazado por el pleno municipal.

El Gobierno de Aragón ha interpuesto un contencioso-administrativo contra el Ayuntamiento de Zaragoza por el proyecto de la Escuela de Artes, que se está construyendo entre las avenidas de María Zambrano y de Gertrudis Gómez de Avellaneda, en el barrio del Actur. El Ejecutivo autonómico reclama que se modifique el Plan General para cambiar los usos de los suelos sobre los que se está edificando, que actualmente están considerados como viario público y deben calificarse como usos educativos.

Este trámite ya fue rechazado por el pleno municipal en octubre del año pasado y fue precisamente lo que ha originado este litigio. Según explicaron fuentes autonómicas, una vez que se produjo el rechazo municipal, la DGA envió un requerimiento al Consistorio solicitando que se aprobará el cambio de usos. Pero no contestó. El siguiente paso fue interponer un recurso. "El Ayuntamiento deberá buscar la fórmula para solucionar esta situación", señalaron. Pero no será facil. El equipo de gobierno PSOE-PAR no cuenta con mayoría y el resto de los grupos no parecen dispuestos a apoyar este trámite.

La oposición municipal, PP, CHA e IU, coincide en criticar la injerencia del Gobierno autonómico al empezar las obras sin autorización municipal. Sin embargo, la DGA, según el artículo 177 de la Ley Urbanística de Aragón, puede ordenar la ejecución de las obras que sean de interés general, como consideran este proyecto, y esto tiene el mismo rango que una licencia municipal.

Las mismas fuentes recordaron que esta orden, que fue aprobada por el Consejo de Gobierno en marzo de 2007, se publicó en el Boletín Oficial de Aragón y nadie presentó alegaciones. Después, en julio, empezaron las obras.

Ahora, los trabajos continúan, pese a no haber superado el trámite de la modificación del Plan General, y desde el Gobierno de Aragón se defiende que "son legales" y cumplen con toda la normativa.

Recurso de los vecinos

Sin embargo, vecinos de la zona, que sufren las afecciones que han originado las obras en sus viviendas y locales, han interpuesto un contencioso contra la DGA precisamente alegando que el proyecto "no cumple la legalidad". Solicitan que se paralicen los trabajos, porque además de "no cumplir los trámites administrativos", anula dos viales que son "fundamentales" para el tránsito de vehículos y que unen Gómez de Avellaneda con María Zambrano. Dicen que se han ocupado sin el permiso municipal correspondiente.

Etiquetas