Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

Los hoteleros acusan a los turoperadores de presionar para rebajar sus precios

Su presidente, Mariano Bergua, resalta que las tarifas son incluso inferiores a las de otras ciudades. Señala que los mayoristas no "arriesgan" y hacen "veladas amenazas".

"Si fueran más arriesgados y tuvieran fe en la Expo estarían negociando precios para el próximo verano. No tienen ningún ánimo. Hacen veladas amenazas para conseguir precios". Con esta contundencia, el presidente de la Asociación de Hoteleros de Zaragoza, Mariano Bergua, cargó ayer contra los turoperadores por anunciar viajes en el día a la Expo justificándolo en los elevados precios de los hoteles, algo que negó categóricamente. "Cobramos incluso menos que otras ciudades de igual rango cuando albergan grandes acontecimientos", añadió.

Como informó ayer este diario, varios mayoristas han confirmado en la feria turística de Madrid (Fitur) que están diseñando paquetes turísticos para visitar en el día la muestra internacional y dormir en otros puntos de Aragón, en regiones colindantes e incluso en la costa y en Madrid.

A su juicio, buena parte de las visitas que recibirá Zaragoza serán en el mismo día dada la amplia oferta de traslados en autobús y en ferrocarril. La directora de una de las divisiones del grupo TUI, María del Campo, llegó a apuntar que no era su primera opción, pero "vista la situación" se están planteando el diseño de viajes en el AVE y pernoctación en la capital española.

Mariano Bergua decidió dar un paso más en el conflicto que mantiene el sector hotelero con los mayoristas, que ya en noviembre dijeron a este diario que los precios de las habitaciones durante la Expo eran "prohibitivos". Entonces, se llegaban a pedir hasta 500 euros por una habitación doble en un hotel de tres estrellas, aunque se han moderado desde entonces.

Bergua incidió en que los turoperadores no han tenido hasta el momento "ni la deferencia de sentarse a negociar" y únicamente han solicitado las tarifas. "Están calentando motores y hacen veladas amenazas -sobre las visitas en el día a la Expo-. Se me han quejado varios hoteleros, porque pretende hacer bloqueos y anular luego las reservas si no las venden. Y punto", sentenció.

Los hoteles rozan el completo para la apertura y clausura de la muestra internacional -la segunda quincena de junio y la primera de septiembre- y empieza a tener una elevada ocupación en julio, pero dan por hecho que tendrán que lanzar ofertas en agosto para conseguir llenar ante la competencia de destinos turísticos muy consolidados.

No obstante, Mariano Bergua manifestó que los hoteleros son conscientes de que una parte de los visitantes acudirá a la Expo en el día, dado que no todo el mundo tiene el mismo poder adquisitivo. "Entendemos que haya pisos particulares en alquiler y que haya público que no quiera dormir en la ciudad. Y los mayoristas son muy libres de que sus clientes se peguen la paliza de visitar la Expo e ir a dormir, por ejemplo, a Caspe por tener un precio más bajo", dijo.

Sobre la polémica de los precios podría intervenir en menos de dos meses el Tribunal de Defensa de la Competencia, que ultima un expediente informativo para elaborar una propuesta que se elevará al pleno. Su máximo responsable, José Antonio García Cruces, señaló que se están recibiendo todos los datos sobre las tarifas y se están "comprobando" en estos momentos.

Promoción de la Expo

Mientras la polémica sigue abierta, la DGA, el Ayuntamiento de Zaragoza y Expoagua firmaron ayer en Fitur, con motivo del Día de Zaragoza, un convenio con Turespaña para promocionar la Expo en las principales ciudades europeas. El acuerdo, por un importe de algo más de 1,6 millones de euros, dará presencia mediática en Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Portugal y Reino Unido.

Etiquetas