Despliega el menú
Zaragoza

LA NUEVA ROMAREDA

Los hoteleros reclaman un campo de fútbol de cinco estrellas para Zaragoza

HORECA dice que este año la ciudad tendrá las habitaciones exigidas por la UEFA

Los hoteleros de Zaragoza reclamaron ayer al Ayuntamiento que apueste por un campo de cinco estrellas, con 50.000 plazas y las mejores prestaciones. En este sentido, recordaron que los mínimos en materia de capacidad hotelera que exige la UEFA para una final de Liga de Campeones (mil habitaciones de cinco estrellas) se cumplirán este año con los dos nuevos establecimientos de la máxima categoría que se van a abrir en la capital aragonesa.

La petición del sector contrasta con las intenciones del Ayuntamiento. Aunque el equipo de gobierno PSOE-PAR insiste en que no hay nada decidido sobre este asunto, la mayoría de los grupos coincide en que Zaragoza no necesita un campo con un aforo superior a los 45.000 espectadores. El único partido que se ha desmarcado en los últimos días de esta posición ha sido el PP, que ha elevado sus exigencias hasta un aforo de 50.000 personas.

Un campo para 50.000 personas

El presidente de HORECA, Mariano Bergua, defendió un campo nuevo para Zaragoza y que al menos tenga capacidad para 50.000 espectadores. En este sentido, recordó que en 2008 se van a abrir dos nuevos hoteles de cinco estrellas que se sumarán a los tres que ya están en servicio.

El hotel Doña Petronila, en Aragonia, y el Hiberus, en el recinto de la Expo 2008, supondrán 366 habitaciones de cinco estrellas más en Zaragoza, que se sumarán a las 737 que ya están en servicio en los hoteles Boston, Palafox y Meliá Corona. En total, 1.103 habitaciones.

La UEFA requiere precisamente un mínimo de 1.000 habitaciones para que una ciudad pueda ser la sede de una final de la Liga de Campeones. En el caso de una final de UEFA, el mínimo exigido es de 500 habitaciones de cinco estrellas, un requisito que ya cumple la capital aragonesa.

Además de la capacidad hotelera, el aforo del estadio y otras cuestiones técnicas, para que un campo sea considerado de cinco estrellas hacen falta otros requisitos, como un aeropuerto internacional con capacidad para 60 vuelos chárter diarios, además de los regulares. "Nuestro aeropuerto tiene la posibilidad de tener más vuelos", añadió. En España, el Santiago Bernabéu y el Vicente Calderón, en Madrid, el Camp Nou, en Barcelona, y el Olímpico de la Cartuja, en Sevilla, son los únicos campos con la máxima categoría de la UEFA.

"Zaragoza va a tener una gran capacidad de habitaciones de cinco estrellas. Nosotros pensamos que quizá es excesiva. Pero es un hecho. Al hilo de eso, no es descabellado pensar en un campo de cinco estrellas", dijo Bergua. Recordó la experiencia del Príncipe Felipe. "También se pensó en aquella época que era exagerado y sin embargo ahora ha sido uno de los equipamientos que más se ha rentabilizado", declaró Bergua.

A su juicio, la posibilidad de que la futura Romareda permita competiciones del máximo nivel supone un factor de promoción para la ciudad muy importante. Esta circunstancia es determinante para el sector. "El hecho de que en Zaragoza hubiera una Final Four de baloncesto supuso que en la ciudad hubiera más gente que en una feria. Imagínese lo que significa el fútbol", destacó.

El responsable de HORECA no se quiso posicionar sobre la ubicación, "pero el campo nuevo debería tener 50.000 espectadores". "Aunque luego se pueda ampliar el aforo, siempre viene peor. Sería una lástima no aprovechar esta oportunidad", declaró.

A la espera de que se concrete la capacidad del futuro campo de fútbol, ayer continuaron los contactos entre los grupos para aproximar posiciones sobre su ubicación. En concreto, se reunieron el concejal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, con el portavoz de CHA, Antonio Gaspar, que rechaza el traslado del estadio.

En el encuentro, las dos formaciones políticas no acercaron posturas. El gobierno municipal quiere cerrar antes del 31 de enero un pacto sobre la localización exacta del estadio dentro de la huerta de Miraflores, en el barrio de San José.

Etiquetas