Despliega el menú
Zaragoza

INFRAESTRUCTURAS

Fomento atribuye al Ayuntamiento la culpa por la falta de luz en el Cuarto Cinturón

El Ministerio señala que corresponde al Consistorio la puesta en marcha del alumbrado. Infraestructuras dice que la obra aún no está recepcionada y que, hasta entonces, no se hará cargo del mantenimiento.

Las culpas sobre la falta de iluminación en el Cuarto Cinturón van recayendo sobre el Ayuntamiento de Zaragoza y sobre el Ministerio de Fomento, según quien habla, y mientras tanto, la Ronda Sur sigue a oscuras casi cinco años después de su inauguración. Ahora, es Fomento el que echa la culpa al Consistorio de no conectar las 300 farolas de esta vía.

En un comunicado informó de que -según un convenio firmado entre ambas administraciones en enero de 1999- corresponde "exclusivamente" a la administración local la conservación y explotación de la iluminación de esta Ronda. Mientras que es el Ministerio el que se hace cargo de la instalación eléctrica y del equipamiento para el alumbrado, pero no de su puesta en marcha.

En este sentido, señaló que Fomento también está acometiendo las obras de la Ronda Este de Zaragoza (cierre del Cuarto Cinturón, entre la carretera de Castellón y la A-2 y la N-II) y de la reforma de los enlaces y ampliación de los carriles de la Ronda Norte (A-2) y que, igual que en el caso de la Ronda Sur, se van a incluir las instalaciones del alumbrado. Pero recordó que es el Ayuntamiento el que deberá hacerse cargo de la explotación del alumbrado en el futuro.

Además, en el mismo comunicado, explicó que la normativa establece que en los tramos urbanos o en los accesos a la población deben tramitarse convenios con los ayuntamiento afectados, para que sean estos los que se hagan cargo de los costes de mantenimiento. En cambio, corresponde al Ministerio la puesta en marcha de la iluminación de los enlaces entre las autovías estatales, como es el caso de la conexión entre la Z-40 y la autovía A-2. Estos nudos sí gozan de buena luz.

No obstante, el Gobierno central se mostró dispuesto a alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento de Zaragoza y a "colaborar para que la iluminación de la Ronda Sur sea una realidad en el plazo más breve posible".

El teniente de alcalde de Infraestructuras, Antonio Becerril, por su parte, negó que sea el Consistorio el que deba hacerse cargo ahora de conectar las farolas, porque -según dijo- la obra aún no está recepcionada. "El convenio dice que nosotros nos haremos cargo del mantenimiento cuando recibamos la obra totalmente acabada y luciendo", aseguró Becerril, que recordó, por ejemplo, que Vía Hispanidad o la carretera de Valencia aún no son del Ayuntamiento.

Comprobaciones técnicas

El edil explicó que, una vez que el Ministerio acabe la obra y se lo comunique a la administración local, los técnicos de Infraestructuras comprobarán que todo está en orden, es decir, las farolas pintadas, con acometidas y colocadas perfectamente. "Si funcionan, nos haremos cargo", subrayó. Becerril recordó que aún no se ha acabado la obra del Cuarto Cinturón, ya que está en construcción la Ronda Este, desde la carretera de Castellón hasta la AP-2. No obstante, ambos proyectos suponen contratos diferentes.

Precisamente, el teniente de alcalde de Infraestructuras -ante las numerosas críticas vertidas por los usuarios- anunció el lunes que se iba a elaborar un informe sobre el estado y las necesidades de la Ronda Sur y, en concreto, de la razón por la que las farolas continúan sin luz. Pero no es la primera vez que se insta a Fomento a que conecte las farolas.

El Ayuntamiento ya demandó en su día que el Ministerio de Fomento recogiera en el proyecto de construcción de esta circunvalación, la necesidad de alumbrarla para que se continuase con los criterios del Tercer Cinturón (es una vía urbana que sí está iluminada). De hecho, se colocaron las 300 luminarias en los 14 kilómetros de recorrido de esta ronda, pero nunca se llegaron a encender. En junio de 2006, tras una pregunta de CHA, el Ministerio reconoció que no había instalado ni las acometidas ni los preceptivos centros de transformación. Ayer, en su comunicado, no informó de si ya se habían instalado todos estos elementos.

Mientras, las críticas de los usuarios continúan. No en vano, por esta circunvalación circulan a diario unos 20.000 vehículos aproximadamente. Las quejas crecen sobre todo los días de intensa niebla cuando la visibilidad es prácticamente nula. Aunque no es una de las vías con más siniestralidad de la capital aragonesa, los conductores sí que han denunciado "la inseguridad que genera el apagón". Además, censuran que Valdespartera, sin apenas residentes, encienden todas las noches más de 3.000 farolas mientras que este Cinturón se mantiene a oscuras.

Etiquetas