Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

"Vota para que arreglen nuestro colegio"

Unos 50 colegios públicos de Zaragoza quieren aprovechar los presupuestos participativos para mejoras. Algunos cuestionan que esta sea la mejor vía para pagar los arreglos.  

P. Figols Actualizada 22/03/2018 a las 12:22
Colegio Hilarión Gimeno, cuya APA ha presentado varias propuestas para los presupuestos participativos de Zaragoza.

"Vota en los presupuestos participativos para que arreglen nuestro colegio". Este mensaje circula estos días por muchos grupos de whatsapp de padres de Zaragoza. Las propuestas relacionadas con mejoras en los colegios acaparan gran parte de los presupuestos participativos. Ya sucedió el año pasado, en la primera convocatoria de los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Zaragoza, y ha vuelto a ocurrir este año.

Más de un centenar de propuestas de los presupuestos participativos de 2018 son para mejoras en los colegios públicos de Zaragoza. Las asociaciones de padres se han volcado con este proceso y aprovechan esta vía para pedir mejoras y arreglos en sus centros. En la mayoría de los casos se trata de reparaciones básicas como cambios de ventanas, arreglos en los baños, mejoras en el patio, pintura, iluminación, adecuación de aulas, instalación de megafonía, colocación de toldos o porches. También hay colegios relativamente nuevos que proponen proyectos de innovación para sus patios (como el Vadorrey).

Hay colegios que han presentado más de una propuesta (como Hilarión Gimeno, La Estrella, Cortes de Aragón o Jerónimo Blancas) y muchos repiten la experiencia del año pasado. En total, unos 50 colegios de la ciudad de Zaragoza están pendientes de este proceso. Ahora es la fase de apoyo a las propuestas (hasta el 26 de marzo). Después los proyectos deben pasar por una valoración técnica y selección. Y las votaciones finales serán entre el 18 de junio y el 6 de julio.

"El proceso de presupuestos participativos ha servido para evidenciar las carencias que hay en muchos centros públicos. El Ayuntamiento y la DGA deberían sentarse para valorar estas carencias y poner en marcha un plan de actuaciones. Entre las propuestas hay muchos arreglos básicos, como ventanas que no cierran bien o aseos que no se han renovado en treinta años, que deberían acometerse urgentemente y no esperar a los presupuestos participativos", afirma Flor Miguel, presidenta de FAPAR.

¿Esta es la vía para pagar los arreglos?

Varias entidades y colectivos que participan en los presupuestos participativos coinciden en este punto: ¿los presupuestos participativos son la vía más adecuada para financiar mejoras en los colegios? "Los colegios arrastran deficiencias históricas. Desde las asociaciones de vecinos entendemos que los colegios están preocupados y están aprovechando esta posibilidad de los presupuestos participativos. Pero creo que no es la mejor forma. Los arreglos de colegios deberían acometerse con cargo a otras partidas de presupuestos del Ayuntamiento y la DGA", asegura Raúl Gascón, presidente de la asociación de vecinos del barrio Jesús y miembro de la comisión de seguimiento de los presupuestos participativos.

Tanto el Ayuntamiento como la DGA tienen partidas específicas para mantenimiento y mejoras de colegios, aunque se quedan cortas para todas las necesidades. Los ayuntamientos se encargan de obras menores de mantenimiento de los centros escolares, y la DGA de mejoras de infraestructuras de mayor envergadura (como carpintería, patios, comedores y cocinas). El Ayuntamiento de Zaragoza tenía el año pasado una partida de 3.500.000 euros para conservación de edificios escolares. El servicio provincial de Educación dedicó el año pasado cerca de 2 millones para centros de toda la provincia. Y dentro del Plan de Infraestructuras se invirtieron 35 millones en toda la comunidad para obra nueva (fundamentalmente) y otras actuaciones. 

Las asociaciones de padres son muy activas en la promoción de las propuestas de los colegios. De hecho, estos proyectos se encuentran entre los más votados en la fase actual y el año pasado muchos pasaron a la fase final de votaciones. "Este sistema favorece a los colegios más grandes, donde hay más padres y madres y cuentan con más posibilidades de que su proyecto salga adelante", subraya Gascón.

Proyectos conjuntos, obras en 2019

Tanto FAPAR como las asociaciones de vecinos animan a la participación en los presupuestos participativos. En muchos barrios las asociaciones de padres y de vecinos han presentado proyectos conjuntos. Por ejemplo, en el barrio Jesús: la colocación de juegos infantiles en la zona verde al final de la calle de Arnal Cavero, la reforma de los jardines de Arrizabalaga y la reivindicación de un equipamiento deportivo en un solar de la calle Aguarón.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha aumentado este año la partida de presupuestos participativos a 10 millones de euros: siete para los distritos, uno para barrios rurales y dos para proyectos de ciudad. Otra novedad es que la ejecución será bianual, por lo que la mayoría de los proyectos en los colegios se licitarán en el segundo semestre de 2018 y las obras se harán en el verano de 2019.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo