Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza provincia

Así fue la fuga del peligroso preso del clan Ortiz Perea en Zuera

El delincuente, de 61 años, salió corriendo de la ambulancia cuando abrían las puertas de la cárcel y se retiraba la escolta. La Guardia Civil asegura que el recluso se quitó los grilletes durante el traslado y no descarta que siga oculto por la zona.


Nadie se explica todavía cómo pudo suceder, pero lo cierto es que un preso del peligroso clan de los Ortiz Perea con antecedentes por numerosos atracos, robos con violencia, secuestro e incluso una tentativa de homicidio logró escapar este miércoles de la prisión de Zuera. Lo hizo poco después de la medianoche, al regreso de una visita de urgencia al Hospital Miguel Servet de Zaragoza y aprovechando el momento en que la ambulancia se detenía para que abrieran las puertas del centro penitenciario. La patrulla de la Guardia Civil que había escoltado al vehículo sanitario se estaba retirando, puesto que dentro del recinto son los funcionarios de Prisiones quienes custodian a los reclusos. Y fue en ese preciso momento cuando Benito Ortiz Perea, de 61 años, saltó por sorpresa de la ambulancia y se echó a correr.

Según fuentes oficiales, el recluso no está incluido en el FIES (Fichero de Internos de Especial Seguimiento) e iba engrilletado dentro del vehículo pero no acompañado por ningún agente. Todo apunta a que el delincuente aprovechó esta circunstancia para deshacerse hábilmente de las esposas durante el trayecto que va del hospital a la cárcel, puesto que cuando lo vieron darse a la fuga tenía las manos libres.

Cuando agentes y vigilantes quisieron reaccionar, el huido ya les había ganado una ventaja suficiente. Ello obligó a activar enseguida un amplio operativo de búsqueda que pasó la madrugada y el resto del día rastreando con perros los montes que rodean la prisión de Zuera. La Guardia Civil movilizó también a los GRS para incorporar motoristas a la búsqueda, que al cierre de esta edición no había dado todavía resultado.

Los investigadores revisaron este miércoles las grabaciones del perímetro de seguridad para intentar averiguar cómo y por dónde escapó el recluso. No se descarta que alguien pudiera estar esperándole con algún vehículo para ayudarle a huir por carretera, por lo que enseguida se montaron controles. Pero las Fuerzas de Seguridad creen más probable que el huido siga escondido por los campos o alguna caseta de labranza.

A primera hora de la mañana, la Guardia Civil se puso en contacto con las policías locales de municipios cercanos a la cárcel como Zuera, Villamayor de Gállego y Zaragoza, para alertarles de la huida de Ortiz Perea y solicitarles colaboración.

Los internos de Zuera se enteraron de la fuga por la mañana. "Cuando bajamos a desayunar a las 8.30 vimos el helicóptero de la Guardia Civil sobrevolando la cárcel y ya supimos que había pasado algo raro. Nos enteramos enseguida", comentó un interno que prefirió mantenerse en el anonimato. "Anoche (por el martes), antes de irse al médico, lo vieron jodido por los pasillos", agregó, refiriéndose al ahora fugado.

Operado del estómago

Benito se sometió recientemente a una operación de estómago y, al parecer, el martes por la tarde le habría comentado a los funcionarios de prisiones que se sentía mal y necesitaba acudir a urgencias. A pesar de que la cárcel tiene consultorio médico, el fugado precisaba de atención hospitalaria, de ahí la decisión del traslado. En este caso, según fuentes penitenciarias, no ha influido para nada que la enfermería de la prisión funcione a medio gas –actualmente solo están cubiertas tres de las ocho plazas habilitadas– porque tendría que haber sido evacuado al Servet en cualquier caso.

"Benito ha sido un guerrillero siempre, se conoce muy bien el monte... tardarán en cogerlo", decía otro interno que conoce bien al huido. Todos los esfuerzos se dedican ahora a dar con el paradero del peligroso delincuente, pero lo cierto es que la forma en que logró escapar obligará a revisar los protocolos de seguridad y depurar, en su caso, posibles responsabilidades.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo