Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CIENCIA

Veterinarios de Aragón logran que nazca in vitro un cordero de una raza en extinción

El trabajo de los investigadores de la Universidad de Zaragoza ayudará a garantizar la supervivencia de la oveja Ojalada de Soria.

El investigador Fernando Forcada con el cordero Numantino.
Veterinarios de Aragón logran que nazca in vitro un cordero de una raza en extinción
FOTOGRAFíA: JOSé MIGUEL MARCO. INFOGRAFíA: VíCTOR MENESES

Un grupo de investigadores de la Facultad de Veterinaria ha logrado que, por primera vez en España, nazca con técnicas in vitro un cordero de una raza en peligro de extinción. El animal -llamado Numantino- pertenece al tipo Ojalada de Soria y con siete días de vida se ha convertido ya en la principal esperanza para su raza, de la que quedan apenas 8.000 ejemplares.

¿Cómo se ha conseguido? El grupo de biología y fisiología de la reproducción de la Universidad de Zaragoza trasladó a sus instalaciones ovejas de Soria que ya habían acabado su vida productiva, es decir, que tenían entre 8 y 10 años e iban a ser llevadas al matadero. Seleccionaron a las hembras y les inyectaron un combinado de hormonas (llamadas FSH+eCG) para que superovularan.

Tras esto, y justo antes de ser sacrificadas, les extrajeron los ovarios y de allí se recuperaron los ovocitos (es decir, los óvulos). Estos se fecundaron en el laboratorio con semen de maruecos también de la raza Ojalada, que debe su nombre a los ojales negros que estas ovejas tienen en sus ojos, orejas, hocico y patas. Los óvulos se dejaron madurar 8 días hasta alcanzar lo que se conoce como estadio de blastocisto. En total, se consiguieron 27 procedentes de 13 ovejas. 21 de ellos se utilizaron para las pruebas de control y los otros seis se congelaron.

Varias semanas después, se descongelaron e implantaron en tres ovejas tipo Rasa aragonesa (las de lana blanca). La gestación avanzó en una de ellas y, tras cinco meses, parió a Numantino.

"Con esto se abren muchas posibilidades porque, aunque haya pocas ovejas, podemos obtener bastantes embriones, guardarlos en bancos y aplicarles después las técnicas in vitro para que nazcan corderos. Esto no se había hecho hasta ahora con éxito", explica Fernando Forcada, catedrático de Producción Animal y líder del proyecto.

La investigación, que ha durado dos años, ha sido financiada por el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias -dependiente del Ministerio- y ha contado con la colaboración de profesores de la Escuela Universitaria de Ingenierías Agrarias de Soria y técnicos de la Diputación Provincial de Soria.

Los resultado, explica Forcada, supone un gran avance en la conservación de embriones de razas ovinas en peligro de extinción y abre nuevas líneas en la aplicación de la biotecnología de la reproducción a nivel técnico y comercial.

Etiquetas