Despliega el menú
Aragón

EN LA CONSULTA

"La ventaja fundamental es la rapidez"

Los avances tecnológicos se notan en el día a día. Un médico del centro de salud de Miralbueno cuenta su experiencia con el nuevo sistema.

José Luis Grima en su consulta del centro de salud de Miralbueno.
"La ventaja fundamental es la rapidez"
OLIVER DUCH

Un solo clic y José Luis Grima, médico de familia del centro de salud de Miralbueno, accede sin problemas al historial clínico de su paciente. Sus últimas dolencias, sus análisis, un escáner? Ya no le hace falta leer su expediente. El papel ha dejado paso a la informática. "Hemos ganado sobre todo en rapidez", asegura José Luis mientras enseña sin problemas el manejo del sistema.

 

Recorre las pestañas del programa Omi para demostrar su "fácil" manejo, aunque reconoce que fue necesario un curso de orientación para ponerse al día y hay un papel con el número de 'emergencias' pegado a la pantalla de su ordenador. "El CAU -Centro de Asistencia al Usuario- te soluciona cualquier problema", afirma. "Sobre todo, después de las vacaciones, porque se te olvidan las claves de usuario, no te acuerdas de algunas herramientas...", bromea. Y añade: "Sé que algunos profesionales no están muy conformes, pero depende más de la destreza de los médicos. A mí me parece bien".

 

Para él, este avance tecnológico conlleva sobre todo "ventajas". Además de tener acceso a todo el historial clínico de sus pacientes, cuenta con información complementaria "muy útil" para facilitar el diagnóstico más completo y adecuado. Y no solo eso, se convierte en agenda para recordar al facultativo las pruebas recomendables para determinadas patologías. "Nos orienta. Por ejemplo, en un paciente dependiente, te recuerda cada cierto tiempo medirle la tensión... De esta manera, se garantiza que a todos se les hagan las mismas pruebas", señala.

 

Pero José Luis recuerda otras situaciones en las que su 'ayudante tecnológico' le ha resultado especialmente provechoso. "Introduces los parámetros y te indica qué cantidad de sintrón es el adecuado para el paciente. Está automatizado", comenta.

 

En estos momentos, a través del ordenador y sin moverse de su silla, puede consultar una resonancia, radiografía, pet o escáner y confía en que, poco a poco, el Salud incluya en el sistema más pruebas. "Te ofrece la posibilidad de acercar la imagen", comenta José Luis.

 

Mientras, también considera todo un logro la consulta de las analíticas en el ordenador. "Ahora, los lees en la pantalla. Incluso el sistema te ofrece la posibilidad de ver un gráfico con la evolución del paciente a lo largo del tiempo", resalta José Luis, que explica que el sistema ofrece la posibilidad incluso, por medio de emoticonos, de caracterizar el ánimo del paciente.

 

Aunque reconoce que será imposible eliminar por completo los historiales clínicos en papel, "algún documento o prueba todavía te llega en este formato", es consciente de que la sanidad camina hacia un sistema cada vez más informatizado. De hecho, ya ha experimentado alguna situación que corrobora esta tesis. "En casos especiales se han dirigido a mí hasta por el correo electrónico", afirma en 'petit comité', ya que no le gustaría que esto se convirtiese en una práctica habitual y se perdiese el trato personal con los pacientes.

 

Pero los avances en los últimos meses han ido más allá. Los médicos de familia del centro de salud de Miralbueno se sienten desde hace un mes mucho más arropados en sus decisiones. "Podemos consultar las dudas que tenemos con un internista del Hospital Clínico. Ahora, viene una vez al mes a poner en común los casos y podemos llamarlo cuando tenemos una duda", concluye.

Etiquetas