Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRÁFICO

Varios accidentes y las obras causan retenciones en la A-2 y en el puerto de Monrepós

Tres heridos graves en dos siniestros ocurridos en los términos de Híjar (Teruel) y Gurrea de Gállego (Huesca)Atascos de 12 kilómetros en la Ronda Norte de Zaragoza y de 6 entre Épila y Calatorao.

Dos accidentes múltiples fueron la causa de este atasco en la Ronda Norte de Zaragoza.
Varios accidentes y las obras causan retenciones en la A-2 y en el puerto de Monrepós
JOSé MIGUEL MARCO

Los tramos en obras de la A-2 y del puerto de Monrepós, en la N-330, así como el importante volumen de tráfico que ayer circuló por las carreteras de Aragón fueron las causas de las retenciones que tuvieron que soportar los conductores que transitaron por esas vías. Además, en la Ronda Norte de Zaragoza dos accidentes múltiples ocurridos al medio día a la altura de la Puebla de Alfindén casi de forma simultánea -y que no ocasionaron daños personales-, originaron 12 kilómetros de atasco. En cuanto a la siniestralidad, al cierre de esta edición no se habían registrado víctimas mortales, aunque sí dos accidentes que dejaron un saldo de tres heridos graves.

Uno de ellos se produjo sobre las 12.05 en kilómetro 2,500 de la A-1415, en el término de Híjar. Según informó la subdelegación del Gobierno en Teruel, un turismo en el que viajaba un matrimonio, natural de Alcorisa y residente en Zaragoza, se salió de la vía por el margen derecho, regresó a la calzada y volcó sobre el margen izquierdo, donde se quedó ocupando el carril sentido contrario.

El coche, un Fiat Brava matrícula Z-3372-BH, estaba conducido por A. G. H., de 54 años, que sufrió lesiones graves, al igual que su marido, J. E. C. M., de 51 años. Con ellos viajaba A. C. G., de 18 años, que resultó leve.

El otro siniestro, que consistió en una colisión por alcance, ocurrió en la tarde del pasado viernes en la carretera A-124, a la altura de Gurrea de Gállego. Según la subdelegación del Gobierno en Huesca, un hombre de 46 años, identificado como F. O. G., y de nacionalidad ecuatoriana, resultó grave a consecuencia del impacto. El choque se produjo en el kilómetro 18,5 de la citad vía, que une de Zuera y Erla.

El hombre que resultó herido grave viajaba como pasajero en uno de los turismos y fue trasladado al Hospital Miguel Servet de Zaragoza y, posteriormente, derivado al Hospital Clínico. Los dos conductores de los vehículos implicados, así como otro pasajero, sufrieron lesiones leves y fueron trasladados al Royo Villanova de la capital aragonesa. Todos los afectados son vecinos de Zaragoza.

En cuanto a las retenciones, los principales problemas se localizaron en la A-2, entre Épila y Calatorao, donde la autovía se estrecha y se queda solo un carril para transitar. Este no fue suficiente para absorber el intenso tráfico que se registró durante buena parte del día y se alcanzaron atascos de hasta seis kilómetros en sentido Madrid, y de tres en dirección a Zaragoza.

Lo mismo ocurrió en Monrepós, donde la circulación fue lenta e irregular en la cara sur. El atasco comenzó sobre las 12.30 en Arguis, en el tramo de la N-330 comprendido entre los dos túneles del puerto. Es justo en este punto donde se estrecha la calzada y queda un carril de subida debido a los trabajos que se acometen para convertir esta carretera, principal acceso a las pistas de esquí de los valles del Aragón y Tena, en una autovía. La situación se repitió en la A-23, a la altura de Nueno.

Etiquetas