Despliega el menú
Aragón

DOBLA SU POBLACIÓN EN 13 AÑOS

Utebo se convierte en la quinta ciudad de Aragón

Los últimos datos de población constatan el desarrollo del área metropolitana, a un ritmo cinco veces superior a la capital.La implantación de servicios avanza a menor ritmo, aunque también ha dado un gran salto

Utebo se convierte en la quinta ciudad de Aragón
Utebo se convierte en la quinta ciudad de Aragón
Noticias de Utebo

El fin de la explosión urbanística en Aragón coincide con un nuevo impulso del área metropolitana, cuyo aumento poblacional vuelve a ser el más destacado con diferencia en la comunidad. Así, los municipios del entorno de Zaragoza crecen de nuevo a un ritmo cinco veces superior al de la propia capital. Y el verdadero paradigma de este fenómeno es Utebo, que ha duplicado su número de habitantes en trece años, hasta el punto de que ya es la quinta ciudad más grande en la región, tras haber adelantado recientemente a Monzón y Ejea.

 

El último dato oficial del Instituto Nacional de Estadística (INE) acerca del padrón municipal, con fecha de 1 de enero de 2009, sitúa a la localidad utebana solo por detrás de las tres capitales de provincia y de Calatayud. Su crecimiento ha sido tan acusado en los últimos años que, de seguir la misma dinámica, alcanzaría al municipio bilbilitano a mediados de la próxima década.

 

Utebo cuenta oficialmente con 17.677 habitantes, por delante de varias cabeceras comarcales como Ejea (17.331), Monzón (17.042) o Barbastro (16.924). Lo más llamativo es que hace tan solo dos décadas el municipio metropolitano contaba con apenas 7.433 vecinos (la 16ª localidad de Aragón) y, hace diez años, con 9.758 (la 12ª).

 

Como en todo el entorno de Zaragoza en general, el mayor empuje se ha registrado en esta década, en la que han comenzado a desarrollarse los planeamientos urbanísticos recién aprobados en los ayuntamientos del entorno. Y, pese a que la crisis entró de lleno en 2008, su efecto no se ha dejado notar en la denominada comarca 33. En conjunto, los municipios situados a un máximo de 30 kilómetros respecto de Zaragoza crecieron ese año un 6% (5.070 habitantes), cinco veces más que la propia capital, que lo hizo a un ritmo del 1,2% (8.188 personas). Y también muy por encima de la media aragonesa, que aumentó un 1,4% su población en este periodo.

 

Un año más, Cuarte ha registrado en números relativos el mayor aumento en el número de vecinos, al pasar de 6.404 a 7.687 (un 20%). A menor ritmo crecieron La Muela y María de Huerva, que han aumentado su censo algo más de un 10% hasta los 4.928 y los 4.444 habitantes respectivamente. Solo una localidad de esta zona ha visto reducido su padrón: Perdiguera, que ha perdido dos vecinos.

 

El alcalde de Utebo, Miguel Dalmau (PSOE), no hace alarde del crecimiento registrado. "No es un objetivo", dice sobre el hecho de que sea ya la quinta de Aragón. "Pero el Plan de Ordenación Urbana de 1990 planificaba este desarrollo, por lo que no nos sorprende". Dalmau insiste en que la clave es, desde su punto de vista, que "el crecimiento sea ordenado". "No pretendemos llegar a ningún punto, sino que haya un equilibrio entre equipamientos, servicios y población", lo que en su opinión sí se ha logrado en la localidad utebana.

 

El planeamiento urbanístico está a punto de agotarse: solo faltan por impulsarse dos sectores y tres unidades de actuaciones. "No tiene mucho margen", reconoce el alcalde. Por ello, Utebo se verá obligado en breve a revisar su PGOU. "Con la nueva ley en la mano, veremos cómo hacerlo", indica.

Los servicios, el punto débil

La cruz de la explosión residencial está en el desarrollo de los servicios. De hecho, el entorno metropolitano resuelve a duras penas y siempre tras la aparición de los problemas sus necesidades en materia educativa, sanitarias o cultural. Algunos, como las Urgencias en María, Cadrete y Cuarte, las aulas prefabricadas en San Mateo y Pastriz o la falta de instituto en La Puebla siguen sin resolverse.

 

Uno de los mayores avances -de nuevo, tarde- ha sido la centralización de servicio de transporte, encarnada en la recién estrenada tarjeta Interbús, que permite realizar transbordos gratuitos en las líneas urbanas y de los barrios rurales de Zaragoza.

En Utebo, a falta de que se completen las aulas previstas en el IES Utebo y en el colegio Octavus, lo cierto es que la oferta de servicios es bastante completa. Destaca la oferta cultural del municipio, donde conviven dos centros culturales, un museo y un espacio joven. El edificio polifuncional, que incluye el centro de la tercera edad, la escuela de música, la de adultos y las sedes de la Policía Local, abrió a mediados de 2007. Hace nueve años se inauguró un centro de salud y, en 2003, un consultorio médico en el barrio de Malpica.

Etiquetas