Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SALUD

Dos mil aragoneses, en lista de espera para una prueba del sueño

La apnea afecta al 20% de la población, por lo que unos 200.000 aragoneses podrían padecerla, y es el principal trastorno del sueño, unas patologías a las que en la Comunidad aragonesa no se le está dando la importancia que tienen, ha denunciado el presidente de Asenarco, Virgilio Vicente, durante la presentación en rueda de prensa de la iniciativa.

Unas 2.000 personas se encuentran en lista de espera en Aragón para realizar una prueba del sueño, para la que existe una demora de entre año y medio y dos años, cuyo principal trastorno es la apnea, una patología que puede causar hipertensión o accidentes cardiovasculares y de tráfico.

Así se ha puesto de manifiesto durante la presentación de la campaña de concienciación "Vive de día, descansa de noche", que ha llegado a Zaragoza de la mano de la Asociación Española del Sueño (Asenarco), la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y el apoyo de Phillips Respironic.

La apnea afecta al 20% de la población, por lo que unos 200.000 aragoneses podrían padecerla, y es el principal trastorno del sueño, unas patologías a las que en la Comunidad aragonesa no se le está dando la importancia que tienen, ha denunciado el presidente de Asenarco, Virgilio Vicente, durante la presentación en rueda de prensa de la iniciativa.

Ha informado de que unas 2.000 personas se encuentran en lista de espera para realizar una prueba del sueño y que la demora oscila entre un año y medio y dos años cuando en otras comunidades autónomas es de tres a seis meses.Pioneros en Aragón

Asimismo, ha subrayado que aunque en Aragón existen unidades del sueño en todos los hospitales, de hecho la Comunidad es pionera en este servicio, no hay ninguna unidad multidisciplinar para tratar estos trastornos, que tienen el 90 por ciento de las CCAA y que Asenarco reivindica desde hace varios años.

El doctor José María Marín, del Servicio de Neumología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, ha señalado que, aunque se percibe sensibilidad por parte de la Administración sanitaria, la demanda esta superando a la oferta y la respuesta que se ofrece no es la que desearían los enfermos.

Ya que, ha agregado, en el caso de la apnea del sueño aproximadamente el 80 por ciento de los que la padecen están todavía sin diagnosticar, aunque representan el 20 por ciento de los pacientes que acuden a las consultas de neumología.

De los diagnosticados en Aragón se encontrarían en tratamiento activo entre 8.000 y 10.000 personas, de las que 6.000 estarían utilizando un aparato para abrir las vías respiratorias que en España se distribuye de manera gratuita a los pacientes, a diferencia de la mayoría de los países del entorno que es de "copago", ha explicado Marín.

El síndrome de apnea del sueño, ha agregado, es un trastorno médico por el cual la persona deja de respirar reiteradamente mientras está dormida, durante más de diez segundos y más de diez veces por hora, debido al cierre parcial o total de la vía aérea.

Si no se trata a tiempo puede afectar a la calidad de vida y a la salud, ya que la mitad de estos pacientes son hipertensos, además de tener un riesgo tres veces más de sufrir un accidente cardiovascular que los que no lo padecen, ha dicho Marín.

La hipersomnia diurna (cansancio y sueño) y la falta de capacidad para trabajar son otras consecuencias de la apnea que según la Dirección General de Tráfico es la causa del 20 por ciento de los accidentes en carretera.

Entre sus factores de riesgo, ha citado la edad, el sexo (los hombres la padecen cuatro veces más que las mujeres, aunque en la menopausia se iguala) y la obesidad, todos ellos agravados por el consumo de alcohol y tabaco, así como malformaciones faciales.

La prevalencia se ha doblado desde los años noventa, cuando era del 14% en hombres y del 8% en mujeres, debido a que también se ha doblado el número de personas obesas, ha señalado.

El diagnóstico es muy sencillo, con un estudio del sueño en el hospital o en el domicilio, aunque el primer aviso lo suele dar el acompañante de cama, y el tratamiento en el 7% de los casos pasa por la utilización de un aparato con una mascarilla, denominado CPAP, que usado todas las noches más de cuatro o cinco horas elimina el riesgo cardiovascular.

Para conocer todos los aspectos de esta enfermedad, en el marco de la campaña se celebrará una charla en el Centro Cívico La Jota el día 16 de noviembre a las 18.00.

Etiquetas