Despliega el menú
Aragón

CARAVANA DE NIÑOS

Unas 500 personas abarrotan Castelnou en busca de trabajo o una nueva vida

El Ayuntamiento ha recibido 70 proyectos para emprender negocios y responderá a los candidatos en septiembre.

Entrevistas.
Unas 500 personas abarrotan Castelnou en busca de trabajo o una nueva vida
JOSÉ MIGUEL MARCO

La 'caravana de niños' organizada por el Ayuntamiento de Castelnou para atraer a nuevos pobladores reunió ayer a unas 480 personas en las calles de este pequeño municipio del Bajo Martín. Una respuesta masiva, motivada por las favorables condiciones de vida que ofrece el municipio, uno de los cinco con mayor renta per cápita del país. Ahora, el Ayuntamiento deberá estudiar cada caso concreto y elegir quién se queda. De hecho, el alcalde, José Miguel Esteruelas, mantuvo una reunión personal con cada una de las familias que, además de llegar al pueblo con intención de conocerlo, debían llevar un proyecto emprendedor debajo del brazo. En total, se presentaron 70 proyectos de negocio, la mayoría relacionados con el comercio, la hostelería y el turismo rural. El Consistorio ha anunciado que dará una respuesta en la segunda quincena de septiembre.

Este municipio, de tan solo 150 habitantes, también ha recopilado los currículos de aquellos que llegaron en busca de empleo, pues muchas de las familias respondieron a la cita atraídas por la posibilidad de que Castelnou acoja, en un tiempo no muy lejano, al menos ochenta nuevos puestos de trabajo. De hecho, se está construyendo un área industrial y, de momento, una empresa ya está instalada. No obstante, el llamamiento masivo ha provocado que otras entidades mostraran su interés. Es el caso de los 'scouts', que han planteado la posibilidad de instalar en el pueblo un campamento a nivel nacional. También ha habido propuestas para montar una perrera o, incluso, una empresa dedicada a la fabricación de casas domóticas.

En cuanto a las viviendas, en caso de que el número de personas que decidan quedarse a vivir en Castelnou sea muy elevado y no se pueda cubrir la demanda, el Ayuntamiento baraja varias opciones. Entre ellas se encuentra la de instalar bungalós hasta que se construyan nuevas casas. Algunos se han adelantado y una familia de Madrid compró su vivienda el martes.

La jornada de ayer fue un día de locura en el que el municipio dio todo de sí para recibir a sus futuros vecinos. A su llegada, cada una de las familias fue acogida por los voluntarios que ejercieron de guías. Se les asignó una pegatina en la que figuraba su nombre y un número. En total, la organización contabilizó doce grupos formados por cuarenta personas. Tras la inscripción, se entregó un dossier con información y con un folio para rellenar con datos personales. Cada núcleo familiar lo cumplimentó y dejó constancia de su procedencia, situación laboral y sus intenciones para el municipio. En la casilla 'dirección postal' se vieron ciudades variadas. Principalmente, los visitantes eran de Levante y Andalucía. También llegaron de Madrid, Barcelona, País Vasco e, incluso, de las Islas Baleares, aunque en menor número.

Los vecinos se encargaron de explicarles cómo es Castelnou y qué supone vivir en el municipio. Una de las encargadas de impartir las charlas fue la agente de desarrollo local de la comarca del Bajo Martín, Ana María Guíu, que con el mapa de Aragón en un caballete se ocupó de ubicar a la gente. De hecho, a pesar de que todos habían logrado llegar a Teruel, la mayoría no era muy consciente de en qué punto exacto del mapa se encontraba. No obstante, para evitar sustos, se les explicó la cercanía con Zaragoza, Alcañiz o Caspe. Uno de los momentos más temidos de la organización por miedo a aglomeraciones fue la hora de la comida. Sin embargo, cualquier desbordamiento logró salvarse gracias al reparto por turnos de comidas y la colaboración de todos.

Anoche, la mayoría volvió ya a sus casas. Muchos habían llegado con la idea de lo que habían visto en televisión o leído en revistas o periódicos acerca del pueblo. Unos viajaron buscando empleo; otros, con la intención de que Castelnou se convierta en el pueblo en el que prosperar y emprender iniciativas. A través de la página web 'www.ellugardondesiemprepasancosas.net' y de los medios, se publicitó la interesante realidad de Castelnou, sobre todo para quienes sufren la crisis. Ayer, conocieron in situ las bondades del medio rural turolense. La mayoría parecía encantada de trasladar su hogar a un pueblecito de Teruel con gran calidad de vida, en el que los vecinos no pagan impuestos; donde se ofrecen facilidades para familias con niños; con servicios sociales para mayores; suelo para construir; apoyo a los nuevos proyectos empresariales, y en definitiva, calidad de vida. Ahora, deberán esperar para saber si son los elegidos.

Etiquetas