Despliega el menú
Aragón

CIENCIA

Una recreación en tres dimensiones ante el príncipe Alberto de Mónaco

Los científicos del BIFI presentarán el martes en Francia una simulación virtual de cómo funciona un reactor de fusión que reproduce los fenómenos que se producen en el sol

Un grupo de investigadores y técnicos del BIFI de la Universidad de Zaragoza y del Laboratorio Nacional de Fusión (del Ciemat) presentarán el martes en Francia ante el príncipe Alberto de Mónaco una simulación en tres dimensiones de cómo trabaja el reactor de fusión Iter, con el que se buscan nuevas fuentes de energía. Con esa máquina se representa la creación de plasmas de fusión, o lo que es lo mismo, se recrea en la tierra algunos de los fenómenos que ocurren en el sol. Esa fusión promete ser la energía barata limpia e inagotable del futuro.

 

La presentación se hará en Cadarache, cerca de Niza, donde se está construyendo el reactor Iter. Ese proyecto cuenta con la colaboración de todos los países desarrollados del mundo, entre ellos, el Principado de Mónaco, que aporta a la causa 5,5 millones de euros. Estos serán destinados en parte para que cinco investigadores puedan hacer sus estudios postdoctorales en relación a este reactor. Por esto, Alberto de Mónaco viajará hasta la ciudad francesa para conocer el proyecto y el estado en el que se encuentra.

Una visión muy realista

La máquina todavía no está lista por lo que se ha recurrido a los investigadores españoles para que recreen su funcionamiento. Esto es posible gracias a la colaboración entre el BIFI de la Universidad de Zaragoza y el Laboratorio Nacional de Fusión de Madrid que colaboran desde hace unos años en el estudio del plasma y en su visualización en 3D y de forma muy realista. "Es importante poder simular y visualizar cómo será el experimento en el futuro, porque todavía quedan unos cuantos años de duro trabajo investigador por parte de mucha gente", explicó Alfonso Tarancón, responsable del área en el BIFI.

 

Con el sistema de los investigadores aragoneses -que ya se mostró en Cadarache en 2009-, se observará el reactor Iter en sus partes esenciales (bobinas magnéticas y cámara de vacío) tal y como será dentro de varios años. Esta recreación además de tridimensional es activa: el sistema reconoce los movimientos del observador y cambia de punto de vista de modo que se crea la sensación de estar dentro del propio reactor, se puede caminar por su interior, etc.

 

Técnicamente el sistema consta de dos cañones de proyección, cada uno de los cuales genera la imagen para un ojo, una pantalla metalizada donde se proyectan las imágenes y doce cámaras que localizan por infrarrojos a la persona que interacciona con el sistema.

Etiquetas