Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ENTREVISTA A CARLOS OCAÑA

"Una autonomía no puede cargar al resto una gestión menos ajustada"

Preside hoy la reunión informal de ministros de Política Regional en Zaragoza y advierte de que las comunidades que no ahorren pueden perder inversiones.

¿Qué espera de la cumbre regional que se celebra en Zaragoza?

Lo que nos preocupa ahora es la política de cohesión, el futuro de esos fondos estructurales europeos que recibimos en toda España y particularmente en Aragón. El debate no son ahora los proyectos concretos. Lo que nos preocupa es el futuro para la próxima negociación. Nosotros estamos empeñados en que la UE siga teniendo una política regional fuerte. Tiene que haber por tanto muchos recursos destinados a esta política.

¿Qué supone para Aragón?

Aragón, como responde a una región relativamente rica, recibe menos que otras. Lo que queremos es mantener las aportaciones. Una cosa que vamos a discutir mañana (por hoy) y que le importa a Aragón son los periodos transitorios. Nos parece que no tiene sentido pasar de una situación en la que se es receptor de fondos a otra en la que no se recibe nada. Hay que tener unos periodos de transición amplios. Lo conseguimos en la negociación de 2004 y queremos reforzarlos y no solo mantenerlos.

Según ha dado a conocer Eurostat, Aragón está 14 puntos por encima de la media regional del PIB europeo. Con estos datos, ¿tocará poner dinero?

Aragón es una región rica desde hace tiempo. Insisto, lo que queremos es que esa aportación de fondos que se produce en este periodo se mantenga y que esos periodos transitorios, también. Que la política regional que creemos que está bien orientada, no se debilite. Hay quien quiere debilitarla. Ese es el objetivo a medio plazo. A corto, queremos que los fondos se ejecuten bien. Y en Aragón se están ejecutando bien. No se ha perdido ni un solo euro.

El Gobierno plantea un plan de ahorro y el consejero de Economía de la DGA dijo que ya ha realizado los ajustes en 2010 ¿Cree que Aragón cumplirá?

El mes que viene, en el Consejo de Política Fiscal, intentaremos llegar a un pacto con Aragón y con el resto de comunidades para que se haga ese esfuerzo de consolidación, de ajuste, de apretarse el cinturón. Aragón, dentro de las dificultades que supone para todos por la crisis, está en una situación cómoda, ha actuado responsablemente y estoy seguro de que nos va a apoyar. Por otra parte, esto no es opcional. No tenemos más remedio que hacerlo, que reducir el déficit.

¿Se plantea alguna sanción si alguna comunidad se niega a hacer el esfuerzo?

Por un lado, nuestro orden legal establece que el endeudamiento de las comunidades se tiene que sujetar a los objetivos aprobados en las Cortes y en el Gobierno y, en eso, nos toca aplicar la ley. Luego, está la cuestión hipotética de si una comunidad no cumple. Lo que no puede hacer una comunidad es cargar al resto de los españoles una gestión menos ajustada. En esa situación, ya veremos. Pero efectivamente tiene todo el sentido que las decisiones discrecionales del Gobierno, en materia de inversión o en materia de transferencias -que hay muchas fuera del modelo de financiación- reflejen el cumplimiento, el esfuerzo de cada Comunidad. Es una hipótesis, pero por supuesto es un instrumento. No puede ser que unos españoles paguen más que otros.

Tras el debate del miércoles, parece complicado un pacto de Estado por la Economía. ¿Cuál es su receta para alcanzarlo con el PP?

Lo que puedo decir es que ojalá recapaciten. En estas cuestiones que son de Estado no habría que alinearse políticamente. Habría que acordar de la manera más amplia posible las políticas. El acuerdo parece difícil, pero cosas más difíciles se han hecho. Vamos a ver si somos capaces de sumar en iniciativas concretas y urgentes, que son para muchos años: en mercado de trabajo, en pensiones, en ese ajuste más estructural en comunidades autonómas... En muchas gobierna el PP y es esencial que se sumen al acuerdo.

Pese a la amplia contestación social y política, ¿el Gobierno sigue adelante con su idea de ampliar la jubilación hasta los 67 años?

Es normal que no sea una idea muy popular. Estamos diciendo que hay que hacer un esfuerzo adicional, pero una cosa es que se produzca esa reacción y otra, que el ciudadano no entienda, que yo creo que sí lo entiende, que en un mundo en el que vivimos muchos más años es lógico que o trabajamos algunos años más, o nuestras pensiones serán más pequeñas. Si me pregunta si estoy entusiasmado con la idea. Pues no. Es mejor jubilarse antes, sobre todo en ciertos trabajos. Eso no quita para que el ciudadano entienda lo que hay detrás. En un país en el que la gente vive más de 80 años de media, pasar la jubilación de 65 a 67 años es algo que se puede entender.

¿Qué plazos baraja el Gobierno para que la economía española se reactive?

Nuestra previsión, que aunque es un tanto antigua -de mediados del año pasado- se viene cumpliendo, era que el segundo semestre del año pasado iba a ser todavía de contracción. Ahora vamos a estar en torno a cero durante unos meses. En el segundo semestre del año veremos tasas positivas de crecimiento y, un poco después, empezaremos a crear empleo. Pero eso va a tardar. Lo que anticipamos es que a final de año estaremos claramente mejor que ahora.

Etiquetas