Despliega el menú
Aragón

DÍA DE ARAGÓN

Un San Jorge marcado por la Expo y la polémica del trasvase del Ebro

Aragón celebró este miércoles el Día de la Comunidad con un acto institucional marcado, en esta ocasión tras años de calma, por el agua, por el abastecimiento a Barcelona que algunos consideran un trasvase y por la Expo. La polémica en torno al decreto-ley para abastecer a Barcelona con el ministrasvase del Ebro a Tarragona ha salpicado los actos institucionales y así el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, en su discurso institucional, aseguró que no defenderá, en el debate hidráulico, "posiciones incoherentes" con lo que ha venido proponiendo estos años, ni consentirá que la imagen de Aragón "salga maltrecha".

En referencia al citado decreto-ley insistió, con contundencia, en que el Ejecutivo que preside mantiene "de forma clara y contundente" su oposición a los trasvases, pero diferenció lo que es un trasvase de "las necesidades de abastecimiento para agua de boca" que han tenido algunas ciudades de las comunidades autónomas de la cuenca del Ebro".

El rechazo del Partido Popular a este proyecto hizo también que la presencia de los populares en el acto se redujera a la secretaria segunda de la Mesa de las Cortes, Ana María Grande, y la diputada Rosa Plantagenet, representación "mínima y simbólica" para denunciar las "jugarretas" del Gobierno de Aragón en este asunto, según dijo este martes el presidente del PP, Gustavo Alcalde, cuya silla quedó vacía.

Premiado el científico Mateo Valero

En el año en el que el Premio Aragón llega a su vigésimo quinta edición, éste ha recaído en Mateo Valero (Alfamén, Zaragoza, 1952), director del Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona, que alberga el supercomputador MareNostrum, quien destacó que el premio lo es, fundamentalmente, a la Ciencia y a todo su equipo de investigadores, porque la investigación requiere del "trabajo, la colaboración y el esfuerzo de muchos".

Mateo Valero dedicó parte de su intervención a recordar su infancia y su juventud en su pueblo, al que vuelve desde Barcelona muchas veces al año, en especial para la cena anual de quintos, dijo. Aseguró sentirse "profeta y querido" en su tierra, en la que aprendió "todo lo referido al esfuerzo y al sacrificio".

El rector en funciones de la Universidad de Zaragoza, Felipe Pétriz, fue el encargado de recoger el Premio Internacional Aragón 2008 al Programa Erasmus, que apoya y facilita la movilidad académica de los estudiantes y profesores universitarios dentro de los Estados de la Unión Europea.

Pétriz insistió en el éxito del programa, que sirve para que los estudiantes, además de practicar una lengua extranjera, tomen conciencia de sus propias raíces y descubran una ciudadanía basada en las raíces de otros, creando, además, conciencia europea.

Los propios participantes en el programa Erasmus, un millón y medio en sus veinte años de vida, de los que 213.884 eran españoles y 12.500 de la Universidad de Zaragoza, reconocen que disfrutar de una beca Erasmus ha sido "una de las mejores experiencias de sus vidas" en la que los logros "vitales" trascienden con creces los académicos.

Etiquetas