Despliega el menú
Aragón

Un fuego alcanza a cinco municipios en las comarcas de Calatayud y Valdejalón

El incendio comenzó en Purroy y se propagó con rapidez por el fuerte viento. Las llamas provocaron el corte de carreteras y de las líneas de ferrocarril convencional y del AVE

calatayud. El fuego mantuvo en vilo durante toda la tarde de ayer y esta pasada noche a los vecinos de cinco localidades de las comarcas de Calatayud y Valdejalón. Las llamas, que comenzaron pasadas las 15.00, se propagaron con rapidez debido a las rachas fuertes de viento que soplaban en la zona y que, según efectivos que participaron en la extinción, pudieron alcanzar los 80 kilómetros por hora. Eran casi las 21.00 cuando empezó a controlarse alguno de los frentes, pero seguían activos a la hora de cerrar esta edición.

El incendió afectó a monte bajo de los términos municipales de Mores, Arándiga, Chodes, Brea de Aragón y Morata de Jalón, localidad a la que más se aproximaron las llamas, si bien no hubo riesgo para la población. Fueron medios terrestres los empleados para la extinción puesto que los incendios que obligaron a desalojar varias localidades en la provincia de Teruel concentraron los medios aéreos.

Sobre las 20.00 llegó a la zona el primer helicóptero, que se sumó a los efectivos y medios de los parques de bomberos de la DPZ en Calatayud, La Almunia y Daroca, a los retenes y agentes de protección de la naturaleza de la DGA, a Protección Civil de la Comunidad de Calatayud y a la Guardia Civil. Se emplearon también palas y otra maquinaria pesada para abrir cortafuegos.

El alcalde pedáneo de Purroy, José Ignacio Álvarez, apuntaba como origen del fuego un tendido eléctrico que hay sobre el puente del río Jalón. "Esta noche (por la del martes al miércoles), ha habido una tormenta, se han juntado los cables y han salido chispas", indicó. Entre las 17.00 y las 18.00 fue el momento más crítico por el fuerte viento, y en apenas dos horas las llamas habían llegado al pueblo abandonado de Villanueva de Jalón, saltaron el cauce del río llegando a las vías del ferrocarril convencional, cuyo tráfico fue suspendió.

El fuego también atravesó el viaducto de la línea de Alta Velocidad entre Purroy y Villanueva de Jalón afectando a lo largo de la tarde a otros tramos de esta línea, aunque la circulación estuvo cortada desde las 16.10 al declararse otro incendio entre Guadalajara y Soria. En la estación de Calatayud esperaban familiares de viajeros que procedentes de Barcelona fueron parados en Zaragoza. También los usuarios de otro AVE que salió de la ciudad Condal a mediodía y pudo pasar por el tramo de Morés antes que las llamas, pero estuvieron tres horas en Ariza y al no poder continuar el tren, regresó a la estación bilbilitana.

A las 18.00 se cortó la carretera CV-603 que une Purroy y Morata. Ante la rapidez con la que llegaban los frentes hacia el pueblo se pidió en bandos a los vecinos que "cerraran las ventanas y no salieran de casa porque era bastante el humo", explicó Cristina Andrés, la alcaldesa. "Sobre las 18.30 sí que era preocupante", manifestó. De hecho, los propietarios de un par de granjas temieron por sus instalaciones. "Me han despachado, y tengo 80.000 pollos con casi 3 kilos", comentaba Ernesto Hernández.

Ignacio Iriarte, tuvo peor suerte: "Ha arrasado una finca de frutales y una casa de campo en el término de Villanueva", señaló. Varias fincas próximas al casco urbano de Morata fueron anegadas para frenar el avance y se abrieron cortafuegos en varios términos. A última hora de la tarde se paró el viento y, según el sargento del parque de bomberos de Calatayud, "nos queda descontrolado una zona de monte bajo en término de Arándiga pero no afecta en principio a ninguna población", explicó Carmelo Gran. Al cierre de esta edición seguían vivos dos frentes hacia Arándiga, uno por el monte y otro por la vega. Este último es el que más preocupaba y se trataba de salvar una granja.

Otro incendio en Pedrola

Por otro lado, la quema de rastrojos es la causa más probable de la aparición de un incendio en Pedrola, que obligó a intervenir a tres dotaciones de bomberos y que a punto estuvo de obligar a cortar la carretera N-232 a la altura del municipio pedrolano. De hecho, las llamas se quedaron a apenas veinte metros de la vía, según informaron desde Protección Civil de la Ribera Alta del Ebro. El incendio sí obligó a cortar durante toda la tarde la carretera Z-525, que es una de las dos entradas que tiene Pedrola hacia la N-232.


Etiquetas