Aragón
Suscríbete por 1€

"Tres días antes, oí que le iban a matar con postas"

Un vecino de Biniés aseguró que escuchó decir a una persona que al alcalde "le preparaban una gorda", pero esta lo negó todo

El testigo Francisco Benito Rubio, tras prestar declaración.
"Tres días antes, oí que le iban a matar con postas"
blasco

HUESCA. El cruce de declaraciones entre el vecino de Biniés Francisco Benito Rubio y Sebastián Navasal Marraco fue uno de los que más expectación provocaron ayer, tanto en la sala de vistas como en la de prensa. El primero fue citado porque, tras el crimen de Fago, acudió a la Guardia Civil para decir que "tres o cuatro días antes" había escuchado una conversación en la que anunciaban la muerte de Grima. El supuesto autor del vaticinio,se mostró completamente sorprendido y lo negó todo.

Rubio no recordaba ayer con mucha claridad lo que declaró, por lo que fue necesario que le leyeran el acta. Y por aquellas fechas, explicó que "el día que subían los del banco zaragozano a pagar las pensiones al pueblo, sobre 17.30, iba paseando cuando a unos 300 metros de su finca se tropezó con Manolo y Guayart". "Me dijeron que subiera en la furgoneta, y les escuché que comentaban que al alcalde le iban a montar una gorda", recordó ayer,

Al vecino de Biniés le llamó mucho la atención porque el tal Guayart, como se conoce a Sebastián Navasal, dio detalles muy precisos, como que "iban a esconder el coche en el campo de aviación y que lo iban a matar con postas para no dejar marcas". Pero cuando se preguntó después a Navasal, este fue categórico. "Eso es mentira", señaló. "Lo único que sé es que la Guardia Civil me apretó mucho", añadió. M. A. C.

Etiquetas