Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN/ ARAGÓN

Tres colegios de Zaragoza tendrán aulas especiales para niños autistas y con otros trastornos

Jesuitas, Cristo Rey y María Auxiliadora tendrán clases con especialistas que ayuden al desarrollo de los alumnos

Tres colegios de Zaragoza tendrán el próximo curso cinco aulas en total -dos más que el curso pasado- para atender a alumnos con trastornos generalizados de desarrollo, entre los que se incluyen niños autistas o con síndrome de Aperger (aquellos que tienen una especie de ceguera emocional y son personas que carecen de empatía), entre otros. Estas clases se ubicarán en la escuela Cristo Rey (habrá 2), Jesús María El Salvador (2) y María Auxiliadora (1). En esos espacios, los pequeños tendrán atención de profesionales especialistas en audición y lenguaje o fisioterapeutas, por ejemplo.

Con estas ayudas se pretende dotar de más recursos a los centros y conseguir un trato más personalizada con el alumno que permita ayudarle a desarrollar al máximo su potencial. Además, se trabajará para que los pequeños se integren con el resto de los niños de su edad, ya que parte de las clases las darán en estas aulas especiales, pero el resto, compartirán pupitre con sus compañeros de curso. "Seguimos una política de inclusión con los estudiantes discapacitados o con algún tipo de trastorno. Estudiarán como uno más al lado de los otros pequeños y aparte, recibirán apoyos extra", comenta Carmen Martínez Urtasun, directora general de Política Educativa. Esta recuerda que con estas nuevas instalaciones se cubre la demanda que hay en la capital aragonesa y asegura que se seguirá ampliando el número de aulas en los próximos cursos si resulta oportuno.

Además de estas aulas, los niños con necesidades específicas pueden ir también a determinadas escuelas donde tienen medios para tratar sus discapacidades y en las que también comparten aulas con el resto de compañeros de curso. Por ejemplo, el colegio Compañía de María es preferente para personas con problemas motóricos, La Purísima para menores sordos, etc. A esto se suman los centros denominados de Educación Especial en los que se escolariza a los pequeños con discapacidades o trastornos más acusados. En las localidades donde no hay este tipo de escuelas existen aulas que cumplen la misma función. De estas hay 16 en toda la comunidad.

Más atención a la diversidad

La directora general de Política Educativa comenta que el Gobierno de Aragón trabaja para cubrir la atención a la diversidad tanto de los niños que necesitan programas de apoyo y refuerzo para poder aprobar los cursos, como de aquellos estudiantes que destacan por sus altas capacidades y a los que se les ofrecen lecciones extra para que saquen el mayor partido a sus cualidades.

Etiquetas