Despliega el menú
Aragón

EDUCACIÓN

Todos los niños de cuatro años tendrán clases de inglés a partir de septiembre

El nuevo currículo de Infantil adelanta la enseñanza de idiomas y la DGA pretende extenderla a los pequeños de tres años cuando se apruebe la Ley aragonesa de Educación

Los colegios aragoneses impartirán el próximo curso clases de inglés a partir de segundo de Educación Infantil (niños de 4 años). Hasta ahora, los centros elegían voluntariamente si incluían en su programación lecciones de una lengua extranjera. A partir de septiembre, será obligatorio darlas en todas las escuelas de la Comunidad Autónoma.

Esta medida se incluye en el nuevo currículo de Infantil que se publicó ayer en el Boletín Oficial de Aragón (BOA). Además, esta previsto que cuando se desarrolle la Ley de Educación Aragonesa (LEA), este proyecto se extienda al primer curso. Es decir, que se comience a enseñar una lengua extranjera a los pequeños de 3 años.

Este es un compromiso que el presidente de la DGA, Marcelino Iglesias, adquirió para la legislatura en curso. Además, aseguró que en este mandato se trabajará para que se inicie a los 10 el aprendizaje del segundo idioma -que se generalizará en la Educación Secundaria Obligatoria-. A esto se sumará un proyecto experimental en varios centros por el que se incluirá en los programas de la ESO un tercer idioma.

Además, se regularán los proyectos europeos de intercambio con centros escolares de otros países para que tanto estudiantes como profesores puedan disfrutar de estancias que permitan mejorar sus competencias lingüísticas.

Todo ello deberá estar acompañado por un plan de formación del profesorado para que los docentes estén preparados para la enseñanza de una lengua extranjera en edades tempranas. Se pretende que los profesores de otras materias (Matemáticas, Lengua, Conocimiento del Medio...) reciban también cursos para que sean capaces de impartir sus asignaturas en otros idiomas.

Mientras llegan esas promesas, en septiembre comenzará a aplicarse el currículo de Infantil, en el que se incidirá también en el uso de las nuevas tecnologías. "Con este documento le hemos dado un carácter educativo a esta etapa y hemos homogeneizado la enseñanza a menores de seis años", explicó ayer la directora general de Política Educativa, Carmen Martínez Urtasun.

Esta insistió en que el nuevo currículo no cambia los sistemas de evaluación de los diferentes cursos, pero sí establece una serie de competencias básicas que los niños deben adquirir en las clases.

Comentó, además, que con la regulación de este tramo de enseñanza (y a falta de que se termine la orden del segundo curso de Bachillerato) se cubre ya toda la enseñanza desde los cero años al comienzo de la Universidad o de los ciclos superiores de Formación Profesional. "Esto da coherencia a todo el sistema educativo", añadió Martínez Urtasun.

Etiquetas