Teruel
Suscríbete

iglesia

Archivada la denuncia contra un sacerdote de Teruel por agresión sexual a una catequista

La Audiencia Provincial considera que no existen indicios de delito en el comportamiento del religioso.

El sacerdote declaró ante el juez instructor en el Palacio de Justicia.
El sacerdote declaró ante el juez instructor en el Palacio de Justicia.
Heraldo.es

La Audiencia Provincial de Teruel ha archivado la denuncia por agresión sexual presentada contra un sacerdote de Teruel el pasado verano por entender que no existen indicios de ninguna actuación delictiva en el comportamiento del religioso. El cura, cuyas iniciales son M. O. D., quedó en libertar el pasado agosto tras prestar declaración ante el juez instructor, que le impuso una seria de medidas cautelares.

La denunciante fue una catequista de la parroquia atendida por el sacerdote que aseguró que había recibido besos y tocamientos no deseados. El denunciado sostuvo ante el juez que se trató de una relación consentida.

Aunque el juzgado de instrucción acordó seguir adelante con el caso para desembocar en un juicio, la medida fue recurrida por la defensa del religioso ante la Audiencia Provincial, que, de acuerdo con la postura del Ministerio Fiscal, ordena el archivo.

El titular del Juzgado número 3 considero que existían «indicios de prevalecerse de una relación de superioridad -dada la condición de sacerdote del presunto agresor y de dama catequista de la perjudicada- y de vulnerabilidad de la víctima -al considerar la fragilidad psicológica de esta última y la posible manipulación del agresor-».

El auto de archivo explica que la denunciante "no refiere la utilización de violencia o fuerza por parte del investigado"  y que no mostró "su posible disconformidad" con los hechos, sino que "incluso llegó a facilitarlos". La Audiencia no aprecia, en contra del instructor, una actuación de "superioridad" del sacerdote sobre la catequista ni tampoco "se ha probado una situación de vulnerabilidad".

El Obispado de Teruel separó del servicio al sacerdote denunciado tras conocer los hechos y después de que el obispo, José Antonio Satué, escuchara a las dos partes por separado. Además, se puso a disposición de la supuesta víctima y le brindó su ayuda.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión