turismo

Una hermandad de Teruel ofrece al turista convertirse en cofrade por unas horas

La Hermandad de Jesús Atado a la Columna cede sus hábitos al visitante para vivir las procesiones "desde dentro".

Procesión de la Hermandad de Jesús Atado a la Columna a su paso por la plaza del Torico.
Procesión de la Hermandad de Jesús Atado a la Columna a su paso por la plaza del Torico.
Antonio Garcia/Bykofoto

Turismo cofrade. Es la oferta de la Hermandad de Jesús Atado a la Columna y Nuestra Señora de la Esperanza de Teruel, que propone a los turistas que llegan a la ciudad para disfrutar de su Semana Santa incorporarse a las procesiones para vivirlas como un integrante más de la comitiva. La cofradía presta el hábito y todo lo necesario para transformarse durante unas horas en costalero o para portar un farol durante el recorrido por la ciudad.

La hermandad ha contactado con el hotel de La Marquesa y con el Hostal Aragón para que ofrezcan a sus clientes durante estas fiestas la opción de vivir las procesiones "desde dentro", como explica el presidente de la cofradía, Julio Esteban. Añade que su propósito es estrechar los lazos entre la Semana Santa turolense y los turistas, que podrán vivir una experiencia inmersiva.

Esteban añade que la propuesta arranca este año, pero tiene voluntad de continuidad con la intención de extender el ofrecimiento a otros establecimientos hoteleros y a los numerosos apartamentos turísticos de la ciudad. El presidente considera que esta novedosa actividad puede dar "un empujón" turístico a la Semana Santa turolense.

Este año se desarrolla una primera experiencia y la hermandad no prevé una avalancha de solicitudes. Está pendiente, no obstante, de la respuesta que pueda haber para incorporarse a las procesiones principales, las del Jueves Santo y Viernes Santo.

Los interesados pueden contactar con dos directivos de la hermandad a través de dos teléfonos que ponen a disposición de los turistas en los dos hoteles que participan en la iniciativa. "Puedes participar en nuestros actos. Te dejamos el hábito", apunta la hoja publicitaria, acompañada de un folleto explicativo de la Hermandad de Jesús Atado a la Columna y de sus actividad.

Una de las características más singulares de esta cofradía es su costumbre de solicitar el indulto de un preso de la cárcel de Teruel con motivo de la Semana Santa. Cada Viernes Santo, a las 6.00 Jesús Atado a la Columna sale en procesión hasta al centro penitenciario para recoger allí al recluso liberado –en los años en que se otorga el perdón, lo que no ha ocurrido en 2023– y regresar al centro de la ciudad.

Julio Esteban aclara que, con los turistas, no pretenden cubrir huecos entre los costaleros –este año la hermandad cuenta con las 100 personas necesarias para sacar en procesión los dos pasos de la cofradía– y su aportación será meramente testimonial. Señala que, aunque los problemas para completar la plantilla de porteadores vienen de lejos, el peor año fue 2022 debido a los recelos que provocó la pandemia. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión