Teruel
Suscríbete por 1€

pedrisco

Una granizada provoca inundaciones, rompe tejados y abolla coches en Andorra

La fuerte pedregada deja las calles totalmente intransitables con un espesor de hasta dos palmos. Muchas personas mayores se quedan sin poder entrar o salir de casa por la acumulación de piedra.

Una fuerte tormenta de granizo acompañada de intensas rachas de viento colapsó este miércoles Andorra, que quedó cubierta de un gran manto blanco de gran espesor -hasta de dos palmos en algunos sitios- que invadió por completo varias calles dejándolas intransitables. En apenas veinte minutos, la localidad quedó totalmente colapsada y con cuantiosos daños en viviendas, comercios y vehículos. Algunas zonas llegaron a quedarse sin luz. La pedregada llegó también a otras localidades del Bajo Aragón histórico, aunque la Villa Minera fue la más afectada.

Casas y comercios anegados, calles cortadas, vehículos abollados con lunas rotas por el granizo y por el desprendimiento de tejas, canaleras destrozadas y caída de árboles configuran el panorama que dejó este miércoles el fuerte temporal en Andorra. "Pido sensibilidad a las Administraciones y una reflexión porque vemos que en cuestión de días se ha repuesto el Torico, y nos alegra que haya existido una figura de urgencia para ese caso, pero llevamos mucho tiempo esperando a una autorización para arreglar el tejado de la iglesia con riesgo de desprendimientos, como los que hoy se han producido con la tormenta", dijo el alcalde, Antonio Amador.

Del tejado de la iglesia cayeron al suelo tejas rotas y palomas en una tarde en la que en la memoria de muchos estaba la gran pedregada de Alcañiz de 2003 y, en cuanto escampó la nube, comenzaron a salir vecinos con palas para despejar accesos o a colocar cartones y plásticos en las lunas rotas de sus vehículos. En el Ayuntamiento se habilitó un centro de coordinación para distribuir a Policía Local, Protección Civil y Brigada Municipal con todo el personal disponible.

Preocupó especialmente la gran acumulación de granizo en algunos lugares y que el peso ocasionara que se vinieran abajo techos o tejados, como ocurrió en los temporales Gloria o Filomena. "Nos urge despejar los tejados de viviendas afectados y estamos cerrando alcantarillas que se han levantado en las calles para evitar accidentes", detalló Antonio Camacho, presidente de la agrupación de Protección Civil de Andorra-Sierra de Arcos.

undefined

Se recibieron numerosas llamadas de personas mayores a las que la tormenta les cogió en la calle y que no pudieron entrar en sus casas debido a que el granizo se acumuló en sus portales. Los efectivos les facilitaron la entrada al igual que despejaron calles ante cualquier emergencia que pudiera surgir.

Numerosas viviendas y el propio Ayuntamiento también quedaron anegados y se hicieron trabajos con motobombas. Los Bomberos de la Diputación de Teruel recibieron seis avisos a través del 112 de particulares por goteras o inundaciones. Contactaron con los propietarios y trabajaron en coordinación con la Policía Local y Protección Civil.

Otras localidades próximas como Ariño, Oliete o Albalate no sufrieron afecciones por el granizo aunque sí registraron intensas tormentas. En Alloza, por ejemplo, se cuantificaron unos 40 litros por metro cuadrado. El frente de tormentas que barrió el Bajo Aragón histórico se sintió con intensidad en localidades del Matarraña. En Mazaleón los daños fueron cuantiosos. La tormenta descargó con intensidad torrencial y llegó acompañada de granizo inundando viviendas, calles y arrasando algunos huertos. Las calles del casco urbano parecían ríos y en algunos puntos se acumuló el granizo, lo que provocó que el agua entrase en viviendas.

La peor parte se la llevaron los cultivos leñosos. "No veíamos algo así desde 2003. La lluvia ha sido torrencial y ha machacado todo. Se han visto especialmente afectados los almendros. Venimos de un año muy complicado y esto ha sido ya la puntilla", explicó Rafael Martí, alcalde de Mazaleón.

A pocos kilómetros, en Valdeltormo, se registraron 84 litros de agua por metro cuadrado con intensidades torrenciales. En este municipio se inundaron varios bajos, garajes e incluso la tromba de agua afectó a la Casa Consistorial. En la vecina localidad de Valjunquera, las precipitaciones superaron los 70 litros.

la precipitación: 63 litros

Andorra registró ayer una precipitación de 62,8 litros por metro cuadrado. Aunque llovió débilmente durante casi toda la jornada, la lluvia más intensa se registró entre las 16.00 y 17.00, con 45,6 litros.

Ha dicho

Antonio Amador, alcalde de Andorra: "Pido sensibilidad para Andorra porque ha sido media hora muy difícil y esto nos tiene que hacer reflexionar a las Administraciones, porque tiene que haber mecanismos para soluciones de urgencia"

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión