Teruel
Suscríbete por 1€

Una estación sísmica permanente en Celadas vigilará los terremotos de la falla de Concud

Sustituye a un equipo portátil que ha detectado que la fractura tectónica se extiende hacia el norte. La provincia ha registrado de 2017 a la actualidad seis seísmos, aunque todos de muy baja intensidad.

Vistas de Celadas.
Vistas de Celadas.
Laura Uranga

La localidad de Celadas, a 18 kilómetros de Teruel, contará con una estación sísmica permanente para medir los movimientos de la falla Concud-Celadas, una fractura tectónica que está activa y ha venido generando en los últimos años una serie de terremotos, si bien todos ellos de escasa magnitud y, por tanto, apenas perceptibles para la población.

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ya ha iniciado las obras de la nueva estación, que consisten en la construcción de una caseta con un pozo de un metro de profundidad en el que se instalarán sensores y equipos electrónicos que enviarán los datos recibidos a una central mediante un sistema de telefonía. Una placa solar generará la energía eléctrica suficiente para el funcionamiento de los aparatos.

La estación, en el entorno de la ermita de San Cristóbal, sustituirá a otra de carácter provisional que se instaló cerca de allí en julio de 2017, después de que en los años anteriores se hubieran registrado en la zona algunos seísmos de baja intensidad asociados a la falla Concud-Celadas. La proximidad de esta grieta a la capital turolense obligó a modificar en 2015 el proyecto del futuro hospital que se construye en la zona de El Planizar, para hacerlo sismorresistente.

Los datos que ha venido arrojando hasta la actualidad el equipo provisional no hablan de una gran actividad sísmica, pero sí han desvelado que la falla Concud-Celadas se prolonga hacia el norte, "una información que no teníamos, que habla de por dónde se está rompiendo la tierra y que ha sido considerada interesante por el Instituto Geográfico Nacional", destaca el geólogo aragonés José Luis Simón, que fue quien alertó de la actividad de esta grieta en la corteza terrestre y promovió su seguimiento.

El sismólogo del Instituto Geográfico Nacional Luis Cabañas destaca que la estación permanente de Celadas permitirá monitorizar la zona y cubrirá, además, el hueco que existe en la red sísmica nacional entre las localidades de Mosqueruela y Torete, una pedanía del municipio guadalajareño de Corduente. Explica que la instalación, cuyo coste superará los 14.000 euros, estará lista para su funcionamiento antes del verano.

"No tenemos miedo"

La alcaldesa de Celadas, Raquel Clemente, afirma que los vecinos de la localidad, pese a la frecuencia con que se han producido los movimientos sísmicos en los últimos años, están tranquilos. "No tenemos miedo, son terremotos imperceptibles que duran un segundo y el hecho de tener en el municipio una estación sísmica que aporta datos nos da tranquilidad", asegura. "Estamos tranquilos, es lo que nos dicen que debemos hacer", añade.

Según explica la regidora, la levedad de los movimientos de la falla tectónica hace que ni siquiera haya sido necesario modificar la normativa para construir en Celadas. Clemente recuerda que la estación provisional "iba a ser solo para unos meses, pero se dieron cuenta de que los datos que proporciona son interesantes y la dejaron más tiempo".

La fractura tectónica entre Concud y Celadas convertirá el próximo mes de septiembre a la ciudad de Teruel en sede de la IV Reunión Ibérica sobre fallas activas y paleosismología, un congreso internacional dirigido por José Luis Simón que congregará en la capital mudéjar a cerca de un centenar de expertos en terremotos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión