Teruel
Suscríbete por 1€

patrimonio

El Museo del Prado constata que Goya también usó papel fabricado en Valderrobres para escribir sus cartas

Utilizó hojas procedentes de esta localidad para componer el Álbum C de dibujos y, según un reciente estudio, en su correspondencia.

Carta escrita por Goya el 9 de octubre de 1803 en papel fabricado en Valderrobres.
Carta escrita por Goya el 9 de octubre de 1803 en papel fabricado en Valderrobres.
Museo del Prado

Francisco de Goya utilizó papel fabricado en los molinos de Valderrobres para componer su Álbum C, una de sus principales colecciones de dibujos, pero también en su correspondencia personal. Lo acaba de confirmar un estudio del Gabinete de Dibujos y Estampas del Museo del Prado, que ha localizado la marca de agua de la fábrica de Isidro Gamundí en una carta escrita por el genio de Fuendetodos el 9 de octubre de 1803 respecto de un encargo del rey Carlos IV para unas colecciones de estampas de los Caprichos.

La misiva, dirigida a Miguel Cayetano Soler, secretario de estado de Hacienda, se creía escrita en una hoja fabricada en Francia debido al tipo de filigrana que presenta, un jarrón, que se considera un motivo propio de la producción papelera gala. Sin embargo, a principios de septiembre el documento fue revisado por una investigadora de la pinacoteca, Gloria Solache, que con el asesoramiento de un experto en los molinos papeleros de Valderrobres, Manuel Siurana, determinó que la marca corresponde a la empresa de Isidro Gamundí, que explotaba el molino papelero de José Roda, actualmente en ruinas.

En la carta, Goya, además del acuse de recibo por un encargo de estampas de los Caprichos, se muestra "muy agradecido" por la pensión de 12.000 reales concedida por "Su Majestad" a su hijo, Francisco Javier Goya, y comunica la terminación de varios retratos, entre ellos el de Soler.

Solache explica que la reiteración de Goya en la utilización del papel fabricado en Valderrobres en su obra artística y en su correspondencia evidencia la alta consideración que alcanzó la producción papelera turolense en los siglos XVIII y XIX y también su penetración en el mercado nacional, porque "el pintor adquirió los pliegos en Madrid y los eligió por su calidad". La investigadora apuntó que en 1803 el mejor papel del país se obtenía "en Valencia, Cataluña y Teruel".

Marca de agua de la fábrica de Isidro Gamundí en Valderrobres.
Marca de agua de la fábrica de Isidro Gamundí en Valderrobres con un jarrón bajo el cual aparece el nombre del fabricante, "Ysidro Gamundi"..
Museo del Prado

La producción papelera de Valderrobres y de la vecina Beceite alcanzó gran predicamento y difusión en España e Hispanoamérica, pero entró en decadencia por su inadaptación a los avances tecnológicos y a principios del siglo XX se extinguió. El Álbum C, compuesto con papel elaborado en la fábrica Gaudó, y la carta de puño y letra destinada a Miguel Cayetano Soler con papel de Isidro Gamundí no son los únicos vínculos del pintor con el papel fabricado en el Matarraña. La primera edición de la serie de 32 grabados de la Tauromaquia se estampó en 1816 con papel de Beceite.

La fábrica de Isidro Gamundí fue una de las cuatro existentes en Valderrobres, que pertenecen al mismo foco industrial que las nueve que operaron en Beceite, todas en torno al río Matarraña y sus afluentes de cabecera. De los cuatro molinos de la primera localidad, solo uno se conserva en relativo buen estado, la fábrica Gaudó, que se reutilizó como fábrica de pollos y está ahora en proceso de rehabilitación como hotel de cuatro estrellas.

Los restantes molinos están en ruinas. La industria de Isidro Gamundí empezó a funcionar en 1793, según Siurana, para ser la última de Valderrobres en cerrar sus puertas, en 1924. La fábrica Bonica, en la misma localidad, acaba de entrar en la "lista roja" de Hispania Nostra. Solo se conservan las fachadas, cubiertas de una singular decoración mural, pero a punto de desmoronarse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión