Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

Multados en Teruel por apresar 195 pájaros, 21 de los cuales murieron

El Juzgado de lo Penal condena a un vecino de Valbona y a otro de San Feliú de Llobregat a pagar cada uno 3.430 euros

Audiencia de Teruel, juicio maltrato animal .08/09/21. Foto: Javier Escriche[[[FOTOGRAFOS]]]
Uno de los acusados, en su comparecencia en el juicio celebrado este miércoles por el Juzgado de lo Penal de Teruel.
Javier Escriche

Un vecino del municipio turolense de Valbona y otro de la localidad barcelonesa de San Feliú de Llobregat han sido condenados por el Juzgado de lo Penal de Teruel a pagar cada uno 3.430 euros de multa por un delito contra la fauna, al haber apresado 195 pájaros de especies protegidas para venderlos.

Los dos procesados reconocieron este miércoles los hechos, alcanzando un acuerdo con el Ministerio Fiscal que supuso una rebaja de las penas solicitadas. Así, el juicio previsto se redujo a la admisión de lo sucedido y la aceptación de la condena por los acusados.

El episodio se sitúa el 23 de diciembre de 2019, cuando un vehículo que había salido de la finca del vecino de Valbona y en el que viajaban el barcelonés y otra persona a la que ha sido retirada la acusación por entenderse que no conocía el motivo del viaje, tuvo que detenerse en un control de la Guardia Civil establecido para ese fin en la A-23 a su paso por Teruel. Los agentes seguían la pista de un posible delito contra la fauna después de que el vecino de Valbona hubiese ofrecido a la venta las aves y concertara una operación con el otro procesado mediante redes sociales.

Cuando la Guardia Civil abrió el maletero del coche, halló cajones de plásticos y maderas con 32 pinzones reales, 73 pinzones vulgares, 24 verderones comunes, 49 jilgueros y 17 luganos. Veintiún ejemplares habían fallecido de hambre, estrés y lesiones sufridas durante el traslado

El Ministerio Fiscal pedía dos años de prisión para el vecino de San Feliu de Llobregat y uno para el turolense. Finalmente, las condenas para ambos investigados fueron fijadas en multas y en la prohibición de cazar por un plazo de dos años. Además de 10 euros por día durante seis meses, los procesados tendrán que abonar de forma conjunta al Gobierno aragonés 3.261 euros, que es la cantidad que habrían obtenido por la venta de estas aves en el mercado ilegal.

El fiscal encargado del caso, Jorge Moradell, destaca la importancia de que la población tome conciencia de que los pájaros cumplen un importante papel en el medio ambiente, como es mantener a raya las plagas de insectos que invaden las masas forestales. Y lamenta que en algunas comunidades autónomas este tipo de aves se compren como animal doméstico o se organicen con ellas concursos de canto.

Los ejemplares que sobrevivieron a la captura y traslado en el vehículo interceptado en la A-23 fueron entregados por la Guardia Civil a los agentes forestales, quienes los pusieron en libertad inmediatamente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión