Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

memoria

La Diputación de Teruel rinde homenaje a su presidente desaparecido en 1936

Descubre una placa en memoria de Ramon Segura, ejecutado por los sublevados en la Guerra Civil en el verano de 1936. 

Dos sobrinos de Ramón Segura, Carmina Segurana y Bernardo Granja -a la izquierda-, tras descubrir la placa, con el presidente y varios portavoces de las DPT..
Dos sobrinos de Ramón Segura, Carmina Segurana y Bernardo Granja -a la izquierda-, tras descubrir la placa, con el presidente y varios portavoces de las DPT.
Javier Escriche

La Diputación Provincial de Teruel (DPT) ha rendido este miércoles homenaje al que era su presidente en julio de 1936, Ramón Segura, detenido y ejecutado por los sublevados durante los primeros compases de la Guerra Civil. La institución ha descubierto una placa en memoria de Segura en la Sala de Comisiones y a continuación organizó una conferencia en la que el historiador Serafín Aldecoa repasó la trayectoria vital y política del malogrado político, uno de los más destacados de las izquierdas republicanas en la provincia en los años treinta del siglo XX.

Dos sobrinos-nietos de Ramón Segura, Bernardo Granja y Carmina Segurana, se encargaron de descubrir la placa en recuerdo de su tío y recibieron el cálido aplauso del presidente de la DPT, Manuel Rando, y de los portavoces de PSOE, PP y Ganar-IU, presentes en el homenaje. Rando ha leído el texto de la placa, que homenajea a Ramón Segura y recuerda a todos los empleados y diputados "que fueron víctimas de la sinrazón". El homenaje ha respondido al acuerdo tomado en noviembre de 2019 a propuesta de Ganar-IU. Votaron a favor PSOE, Ganar y Cs, se abstuvo el PAR y votó en contra el PP.

Bernardo Granja, que se ha mostrado emocionado con el acto, ha calificado de "gran honor" el reconocimiento de la Corporación. Ha explicado que Ramón Segura era una "buena persona querida en su pueblo", Valderrobres, del que también era alcalde en 1936. Ha recordado que Segura permaneció durante 15 años en los Estados Unidos, donde había emigrado en compañía de su hermano, Bernardo, abuelo de Granja. 

Al regresar a Valderrobres montó un cine con los ahorros conseguidos en Nueva York, donde trabajó como contable de un hotel. Al terminar la Guerra Civil, a la familia "se lo quitaron todo". Para Bernardo Granja, el homenaje de la DPT, aunque llega "tarde", contribuye a la "reparación y la justicia". El familiar del homenajeado ha lamentado que todavía hoy no se sepa qué pasó con Ramón Segura tras ser 'sacado' del Seminario de Teruel, donde había sido encerrado en compañía de otros republicanos, y dónde descansan sus restos. "Dijeron que se lo habían llevado a Zaragoza, pero quién sabe lo que pasó realmente", ha señalado. 

Bernardo Granja y Carmina Segurana han agradecido el reconocimiento a su tío, aunque han señalado que han hecho falta 85 años desde su asesinato para llegar a ese momento. 

Ramón Segura con su esposa, Matilde Celma, y sus dos hijos, María y Joaquín.
Ramón Segura con su esposa, Matilde Celma, y sus dos hijos, María y Joaquín.
Foto cedida por Bernardo Granja.

Bernardo Granja ha explicado que su abuelo, al temer el inicio de la Guerra Civil, instó a su hermano Ramón a regresar a los Estados Unidos, país al que ambos habían emigrado en los primeros años del siglo XX, pero el presidente de la DPT respondió "que no había hecho nada malo y no tenía por qué marcharse". Al estallar la contienda "no le dio tiempo a nada" al ser detenido y ejecutado de inmediato sin que se sepa todavía hoy dónde murió y dónde está enterrado.

Carmina Segurana ha recordado que el hijo de Ramón Segura, Joaquín, quiso saber cual fue el destino de su padre y visitó en varias ocasiones Valderrobres y Teruel en busca de información sin poder averiguar "nada". Recordó que, cuando era niña, su abuela -hermana de Ramón Segura- le hablaba del presidente de la DPT, pero la dictadura imperante en aquellos años era poco propicia a profundizar en el personaje.

El alcalde de Valderrobres y portavoz del PP en la DPT, Carlos Boné, que ha estado presente en el homenaje, ha afirmado que Ramón Segura era merecedor el reconocimiento, pero ha considerado que se merecía una sala "con más empaque" para colocar la placa conmemorativa. Se ha mostrado abierto a debatir algún tipo de acto recordatorio de Segura en su pueblo natal.

El historiador Serafín Aldecoa ha destacado el "compromiso" de Ramón Segura con la izquierda republicana "renovadora y reformista" en las filas del Partido Radical Socialista primero y más adelante en la Izquierda Republicana liderada por Manuel Azaña. Ha resaltado también su vertiente "emprendedora" como viajero que se desplazó a los Estados Unidos con ánimo de mejorar su formación y su cultura y no por motivos económicos, porque pertenecía a una familia acomodada. 

Aldecoa ha señalado que Ramón Segura era uno de los políticos más destacados del republicanismo de izquierdas de los años treinta. Ha explicado que actuó como "apaciguador" de huelgas en la construcción del ferrocarril Teruel-Alcañiz y en la recolección de olivas en el Bajo Aragón. Al estallar la Guerra Civil, defendió la entrega de armas a los militantes de los partidos de izquierdas para enfrentarse al levantamiento militar, pero tras no lograr su objetivo por la oposición del entonces gobernador civil fue apresado con una treintena de militantes de Izquierda Republicana y encerrado en el Seminario, de donde solo saldría para ser ejecutado por los rebeldes en una fecha y lugar indeterminados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión