Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

El frío que dejaron Gloria y Filomena aparca la ampliación del cultivo de manzanos en Villarquemado

La empresa tiene previsto retomar el proyecto el año que viene, destinando una parte de la superficie a la producción de cereza tardía

Teruel
Imagen de la plantación de manzanos de Frutas Espax en Villarquemado.
Javier Escriche

La ampliación de los cultivos de manzanos que la empresa leridana Frutas Espax puso en marcha en 2015 en la localidad turolense de Villarquemado tendrá que esperar. Las bajas temperaturas que trajeron las borrascas Gloria y Filomena en enero de 2020 y 2021, respectivamente, han hecho que la compañía aparque, por ahora, su proyecto para duplicar la superficie de la explotación, que pasaría de las 90 hectáreas actuales a 190.

Aunque la plantación está dotada, no solo de los más modernos sistemas de riego por goteo, sino también de dispositivos de protección frente a las heladas, el frío que dejaron Gloria y Filomena superó todas las previsiones meteorológicas. Gloria, a finales de enero de 2020, descargó una gran cantidad de nieve por toda la provincia turolense, mientras que las heladas que siguieron a Filomena, en la primera mitad de enero de este año, congelaron durante varios días a distintas comarcas, entre ellas la Comunidad de Teruel, a la que pertenece Villarquemado, con temperaturas que llegaron a alcanzar los 21 grados bajo cero.

Fuentes de la empresa destacan que el proyecto de ampliación no ha quedado descartado, sino solo “pospuesto”. A la adversa climatología sufrida en los dos últimos inviernos se han sumado las complicaciones que ha traído consigo la pandemia de coronavirus para la contratación de mano de obra. “Hemos parado el crecimiento un poco por todo”, subrayan desde Frutas Espax.

Las mismas fuentes aseguran, no obstante, que la ampliación “sigue adelante” y se llevará a cabo en cuanto sea posible, si el tiempo es más benigno y si las condiciones sanitarias de la zona lo permiten. De hecho, los terrenos para la ampliación ya están comprados y la previsión es plantar los manzanos el año que viene. A la espera de que esto se produzca, la nueva superficie se ha sembrado con cebada.

La plantación de manzanos se sitúa a más de 1.000 metros de altitud, lo que la convierte en una experiencia piloto sobre fruticultura en altura. En ella trabajan habitualmente 16 personas, pero en plena época de recolección puede contar con más de 120 empleados. La idea de la firma leridana es destinar una parte de los nuevos cultivos a la producción de cereza tardía. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión