Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Alumnos de FP se especializan en ganadería porcina por el auge del sector

La DGA y el Clúster Nacional de Productores de carne de cerdo firman en Teruel un acuerdo para que los estudiantes hagan prácticas en granjas 

Teruel
Faci y Costa firman el acuerdo en presencia de Olona y de un grupo de alumnos de San Blas.
Jorge Escudero

El espectacular crecimiento de la ganadería porcina en Aragón y la falta de trabajadores cualificados en el sector ha empujado al Gobierno de Aragón y al Clúster Nacional de Productores de carne de cerdo a firmar un acuerdo que impulse la formación especializada de los jóvenes en esta materia.

Este convenio ha sido suscrito este lunes en la localidad de Singra, donde se ubican las granjas de la empresa Portesa, del Grupo Naturuel Corporación Agroalimentaria, y permitirá que los alumnos de Formación Profesional (FP) del sector agropecuario puedan realizar prácticas remuneradas en las instalaciones porcinas más modernas de la Comunidad Autónoma y con posibilidades reales de encontrar allí su primer empleo.

Así lo han explicado el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci; y el de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, quienes han participado en el acto junto con el presidente del Clúster I+Porc, Eduardo Costa. Todos han coincidido en que la especialización de los jóvenes hará posible, no solo aprovechar el potencial económico que ofrece el sector, sino también afrontar el reto de fijar población en zonas con poca densidad demográfica.

“Queremos contribuir al desarrollo de Aragón a través de la formación profesional en el sector”, dijo Faci, quien aclaró que “cuando una empresa se instala en la Comunidad, lo primero que quiere saber es de cuántos trabajadores cualificados dispone”.

La ganadería porcina se ha convertido en un sector estratégico para Aragón que ya supone el 3,5% del PIB regional. De las 4.000 explotaciones de porcino, más de la mitad están en poblaciones de menos de 1.000 habitantes. La provincia de Teruel no es ajena a este auge del sector y prueba de ello es la próxima construcción de un matadero porcino en Calamocha que generará 1.000 empleos. La empresa que pone en marcha las instalaciones, el grupo alemán Tönnies, prevé sacrificar al día 10.000 animales.

El presidente de los productores de ganado porcino, Eduardo Costa, subrayó que no es mano de obra lo que falta en las granjas, aunque también, sino, sobre todo, mandos intermedios. Recordó que la producción de carne de cerdo como actividad empresarial ha cambiado mucho en las últimas décadas, profesionalizándose y automatizándose.

En la iniciativa firmada este lunes en Singra se han involucrado también Dualiza Bankia y la Fundación Kerberst. Los centros educativos que participan son los de San Blas (Teruel) Montearagón (Huesca), Movera (Zaragoza) y el IES de Caspe. Sus alumnos –17 en este curso– se forman en granjas de las compañías Ars Alendi, Cooperativa de Caspe, Cincaporc, Grupo Jorge, Mazana, Piensos Costa, Portesa, Uvesa, Vall Companys, Explotaciones Bajo Aragón y Aragonesa de Piensos.

Diego Díaz, un alumno del Centro de Formación Profesional de San Blas que estudia la rama agropecuaria confesó que a él le gusta “vivir en el pueblo” y que la provincia de Teruel necesita "que la gente se quede". En la misma línea, un compañero suyo, Gonzalvo, se atrevió a aconsejar a los jóvenes “que no se vayan a la ciudad si no es necesario”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión