Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

juicio triple crimen de andorra

Un testigo en el Caribe, la huella del zapato y el guiño del Ruso: las 'píldoras' del día

La tercera sesión del juicio contra Norbert Feher ha sido algo más accidentada. Y el acusado, hasta ahora tranquilo, también ha vuelto a buscar protagonismo. 

Tercera jornada del juicio de Igor el Ruso en Teruel
Tercera jornada del juicio de Igor el Ruso en Teruel
EFE/EP

La tercera sesión del juicio por el triple crimen de Andorra se inició de manera accidentada, ya que se cruzaron dos videoconferencias y cuando el Jurado escuchaba al primer testigo irrumpió en pantalla otra persona saludando de manera jovial. Solucionado el problema de conexión, una de las funcionarias sufrió una caída que alarmó a los allí presentes. Afortunadamente, tras el susto, la auxiliar se recuperó y pudo seguir con su trabajo.

Pero los prolegómenos de la sesión también sirvieron al acusado para volver a reclamar su dosis diaria de protagonismo. La llegada a la Audiencia de Igor el Ruso fue bastante más discreta. Ningún fotógrafo lo aguardaba en la puerta trasera del edificio como en los días anteriores. Y eso pareció no gustarle. Porque, tras varios días mostrándose tranquilo e incluso discreto, una vez en la cabina blindada, volvió a hacer la señal de victoria con los dedos reclamando la atención de la prensa.

La Audiencia de Teruel había citado  a dos policías nacionales para que declararan como testigos, pero ninguno de ellos compareció al final ante el Jurado. Uno de ellos se excusó    diciendo que actualmente se encuentra destinado en la isla caribeña de La Martinica, por lo que las partes renunciaron a su testimonio. Sin embargo, el magistrado-presidente decidió volver a citar al otro funcionario para que declare el próximo lunes, 19 de abril.

Por otro lado, uno de los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil que hallaron la quinta pistola atribuida a Igor el Ruso, varios días después del tiroteo, en el masico del Zumino, explicó  que rastreaban la zona con una fotocopia de la huella del zapato que usaba Feher cuando fue detenido. Gracias a ella, pudieron confirmar que había estado en aquel pajar y robado en otros lugares de la comarca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión