Despliega el menú
Teruel

tribunales

En libertad vigilada los tres menores acusados de violar a una chica de 16 años en Teruel

Los detenidos abandonan el centro de internamiento en el que permanecían desde que ocurrieron los hechos a principios del pasado diciembre.

Juzgado de menores de Teruel/14-12-20/foto:Javier Escriche[[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
El Juzgado de Menores en el Palacio de Justicia de Teruel.
Javier Escriche

Los tres menores de Teruel ingresados en el centro de internamiento de Juslibol (Zaragoza) desde el pasado 3 de diciembre por la violación grupal de una adolescente de 16 años en la capital turolense han quedado este viernes en libertad vigilada de acuerdo al auto dictado por el Juzgado de Menores de Teruel y en respuesta a las peticiones formuladas por las defensas, a las que la Fiscalía no se opuso.

Los tres chicos, de 16 años y de nacionalidad española, abandonaron el Centro de Educación e Internamiento de Menores por Medida Judicial (Ceimi) de Juslibol, dependiente del Gobierno aragonés, tras la anulación del internamiento dictado inicialmente como medida cautelar y a la espera de juicio.

Los tres investigados conservan el resto de medidas cautelares adoptadas por el juzgado, como la prohibición de comunicarse con la víctima por cualquier procedimiento o de acercarse a menos de 100 metros de ella.

Una fuente cercana al caso ha explicado que la jueza encargada del Juzgado de Menores ha tomado la decisión de poner en libertad vigilada a los tres detenidos porque "han variado las circunstancias" que se tuvieron en cuenta en el primer momento. Ha añadido que la magistrada ha contemplado argumentos de los defensores, como el arraigo de los tres chicos en la ciudad, que no hay riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas, ni de sustraerse a la acción de la justicia. Los tres abogados consideraron desde el principio que se podrían haber adoptado otro tipo de medidas menos "gravosas" para los jóvenes sin mermar la seguridad de la víctima.

En la violación, que se produjo en una cochera del barrio de San Julián situada en los bajos de la vivienda de uno de los presuntos agresores, participaron, supuestamente, otros dos jóvenes, además de los tres detenidos desde el primer momento. Una fuente judicial señaló que los tres arrestados tenían antecedentes delictivos, aunque por cuestiones distintas de la violencia sexual.

Uno de los supuestos implicados, que quedó en libertad con cargos tras declarar ante el Fiscal de Menores, tenía 17 años cuando ocurrieron los hechos, pero cumplió los 18 al día siguiente. También fue procesado de acuerdo a la legislación de menores. Un quinto imputado de 15 años, aludido en sus declaraciones por la víctima y los supuestos agresores, compareció ante el Ministerio Fiscal unas semanas después de la agresión grupal y quedó en libertad con cargos tras prestar declaración

La noticia de la agresión sexual grupal tuvo un gran impacto en la ciudad y se produjeron algunas reacciones ciudadanas de protesta, como la concentración de un centenar de personas en la plaza de San Juan en respuesta a una convocatoria de la organización feminista 8M.

El internamiento en un centro de menores de los tres detenidos como medida cautelar podía durar seis meses como máximo, de acuerdo con la Ley del Menor, con la posibilidad de una prórroga excepcional por otros tres. El ingreso a la espera de juicio es una medida prevista para delitos graves o muy graves y no tiene en ningún caso carácter sancionador al tratarse de menores, sino educativo y corrector, según aclaró una fuente judicial.

Etiquetas
Comentarios