Teruel
Suscríbete por 1€

Teruel

Navidades a más de 3.000 kilómetros de Teruel por culpa de la pandemia

La periodista deportiva Reyes Pobo relata su odisea al intentar, sin éxito, reunirse con los suyos volando desde Estocolmo

Teruel
Reyes Pobo, en un mercadillo de Estocolmo, ciudad en la que pasa las navidades ante las dificultades para viajar a Teruel.
Heraldo

La periodista deportiva turolense Reyes Pobo nunca imaginó que mudarse a Estocolmo con su pareja supondría pasar la primera Navidad de su vida lejos de su familia. Pero así ha sido. Las continuas restricciones de movilidad impuestas por la pandemia de covid convirtieron en una odisea su intento de viajar a Teruel en estas fechas tan señaladas y se ha tenido que resignar a vivir unos días muy especiales en la capital sueca, disfrutando, eso sí, de las tradiciones de aquel país a más de 3.000 kilómetros de Aragón.

Explica que el número de vuelos en avión desde Estocolmo se ha ido reduciendo considerablemente en las últimas semanas a medida que la situación de la pandemia se iba agravando en aquel país. Además, para entrar en España es obligatorio realizarse una prueba PCR que en Suecia tiene un coste cercano a los 300 euros, "más que todo el billete de ida y vuelta en avión", subraya Reyes. Por si fuera poco, el transporte de su perro, de más de 22 kilos de peso, complicaba el viaje en avión.

A todo ello se añadió el sentimiento de responsabilidad que surgió en Reyes al ver cómo aumentaba en España el número de afectados por coronavirus y cómo las autoridades sanitarias recomendaban limitar al máximo el contacto social y reducir el número de participantes en las reuniones familiares. "Siempre nos hemos juntado en Nochebuena 25 personas y ahora solo íbamos a poder reunirnos 6; todo era muy complicado y no quería poner en riesgo a nadie", relata. 

En Estocolmo, desde donde dirige en remoto la publicación 'Deportes Teruel Digital' a la vez que trabaja para dos empresas españolas en temas de comunicación, ha vivido la llegada de la pandemia a Suecia. "En verano, aquí no había problemas, todo el mundo salía a la calle y no había esa preocupación por la pandemia ni por protegerse llevando mascarillas. Sin embargo, en septiembre las cosas empezaron a complicarse y en diciembre el Gobierno sueco tuvo que admitir que se había equivocado en la estrategia frente al covid, al registrarse hasta 250 fallecimientos al día y encontrarse los hospitales al 99% de ocupación", señala. 

Ahora, la esperanza que le queda a Reyes Pobo es que mejore la situación en España y pueda regresar cuanto antes para abrazar a su familia. "Han sido unas navidades muy diferentes y bastante tristes", afirma.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión